Comunidad

Propietario del emblemático Adelitas Bar en medio del escándalo

Tijuana BC.- Una denuncia por robo y privación ilegal de la libertad presentaron en contra de Gerardo Álvarez,  propietario del Adelitas Bar y unas gasolineras, quien además se ostenta como amigo de prominentes políticos en Baja California.

El documento con número COG/AGS/26790/1217 de la Fiscalía General del Estado de Aguascalientes, fechado el 15 de diciembre de 2017, relata lo vivió María Guadalupe Jiménez Loza, madre del acusado.
Según el testimonial, la señora fue traída con engaños a Tijuana y en la confabulación para robarle sus bienes, intervinieron varios de los integrantes de su familia, un notario público y personal que presuntamente cuidaba.
Por eso los demandados son sus hijos José Gerardo, Juana María del Carmen y Ma. Isabel Álvarez Jiménez; Eduardo M. Navarro Vallejo G.T. y Ramón Hernández Vallejo G., Notario Público Titular No 4 del Estado de Baja California.
En la demanda se detalla que el señor Daniel Álvarez Gutiérrez, esposo de María Guadalupe Jiménez falleció en San Diego, California, el 09 de septiembre de 2017. Él era dueño del 50% de la sociedad Rigeisa de Tijuana S.A. que administra hoteles y centros de entretenimiento, entre otras empresas.
Pero la demandante desconocía que su pareja había fallecido. Se enteró 1 mes después cuando viajó a Tijuana con engaños.
Luego de enterarse de la muerte de esposo, la sometieron a una cirugía, estando hospitalizada durante 9 días en terapia intensiva. Durante el trayecto a Tijuana, la enfermera Sandra Mercado le suministró un medicamento que la durmió, al grado de perder el conocimiento, mantenerla sedada y privada de su libertad.
“Lo que me desconcertaba, no podía creer de lo que estaba siendo objeto por mis propios hijos. amigas y enfermera, tenerme privada de mi libertad personal”, narró ante el Fiscal.
Sin importar el momento por el que atravesaba, los hijos le comentaron que para poder regresarla a Aguascalientes debía firmar unos papeles a favor de su hijo Gerardo Álvarez, de lo contrario la trasladaran a Las Vegas, Nevada.
Ella expone que la llevaron drogada a un domicilio en Puerta de Hierro. Ahí en presencia de Eduardo Manuel Navarro Vallejo, Notario Público No 4, la obligaron a firmar unos documentos sin previo consentimiento.
La demanda refiere que Navarro Vallejo recibió instrucciones de sus hijos para que firmara y que esa era la única condición para regresarla a Aguascalientes.
plural.mx download