Arquidiócesis de Tijuana organizó torneo de golf en apoyo a sacerdotes que cursan posgrado

La Arquidiócesis de Tijuana organizó el XI Torneo de Golf “Sr. Arzobispo”, en el Campo de Golf Bajamar, cuya finalidad es apoyar los estudios de posgrado…

Tijuana BC.- La Arquidiócesis de Tijuana organizó el XI Torneo de Golf “Sr. Arzobispo”, en el Campo de Golf Bajamar, cuya finalidad es apoyar los estudios de posgrado de sacerdotes tijuanenses que se encuentran en especialización en Roma y en la Ciudad de México, con el propósito de brindar un mejor servicio pastoral a la jurisdicción eclesiástica.

“Saludo a cada uno de los participantes. Los veo muy contentos y eso también a mí me causa un grande gozo, saludo a nuestros anfitriones aquí en Bajamar y saludo al equipo organizador. Sólo quiero recordarles lo que el Papa San Juan Pablo II les dijo a aquellos deportistas franceses: ´culto al cuerpo jamás, cultivo del cuerpo si, transfiguración del cuerpo mejor´. Esa puede ser una máxima para todos los deportistas, cultivar el cuerpo para estar sanos, para darle gloria a Dios, para servir a los que nos rodean, para disfrutar la vida, pero nunca esclavizarnos ni en el deporte ni en la idolatría del cuerpo”, dijo en la inauguración el Arzobispo  Metropolitano, Mons. Francisco Moreno Barrón.

Y que si logramos ver nuestro cuerpo como el anticipo de lo que va a ser en la eternidad será mejor, ya que estamos seguros que después del paso de esta vida resucitaremos como Cristo resucitado, con un cuerpo glorioso para ser inmensamente felices con Dios y con todos nuestros hermanos para toda la eternidad.

Además les agradeció su colaboración en esta obra de la Arquidiócesis de Tijuana, así como al Arzobispo Emérito, Mons. Rafael Romo Muñoz, quien fue el iniciador de este evento.

Por su parte el Pbro. Israel Ángeles Gil, Vicario General y Jefe Eclesial de la Pastoral de la Comunicación, comentó que cuando encontramos en el deporte la fortaleza nos ilumina la palabra de Dios a través de San Pablo, ya que “los atletas se privan de todo, ellos para ganar una corona que se marchita, en cambio nosotros también buscamos aquella corona que no se ha de marchitar jamás. Por eso el espíritu también está presente a través del deporte, especialmente porque este torneo tiene una causa, y esa causa es poder contribuir a la formación especialmente de los futuros sacerdotes en sus especializaciones”.

Participaron 144 jugadores y los premios fueron un Toyota Corolla 2019 en el “hoyo en uno” en el hoyo 5 océano, un carrito de golf Ezgo TXT eléctrico, modelo 2018 al primer “hoyo en uno” en el hoyo 9 lagos, y una bolsa de regalos para cada jugador, entre otros.