Comunidad

Carta de un médico a la sociedad

Tijuana BC.- Querido ciudadano, por medio de esta carta quiero hacer de tu conocimiento lo difícil que es en estos momentos ser médico.

Habitualmente las personas que decidimos ser médicos, somos personas comunes y ordinarias, lo poco que nos diferencia del resto de las profesiones y oficios, es que en nuestras manos tendremos la salud y la vida de las personas que tengamos el honor y la dicha de ser su médico tratante, pero desde que nuestra carrera inicia vivimos una constante, malos tratos en ocasiones por maestros, personal médico y paramédico, además de tener materias sumamente complejas, una vez terminada nuestra etapa de escuela, continuamos con un año de internado el cual para conocimiento tuyo es un horario de 8 hrs diario con guardias cada tres días de hasta 36 hrs si terminas tus pendientes por que en ocasiones se hacen 40 o 48 hrs.

Esto es en los hospitales grandes de la ciudad, una vez terminado este año nos continua el año de servicio, en este año en algunas de las ocasiones nos toca ser el “encargado” del centro de salud y aquí es donde inician nuestras más flagrantes violaciones a nuestros derechos, pero debemos culminar este año para continuar en formación, según la  NOM-009-SSA3-2013 en esta etapa aun deberíamos estar acompañados de una médico adscrito debidamente titulado y con cédula, pero casi nunca es así, aun con ello y por las ganas de continuar con nuestra formación, nos vemos en la penosa necesidad de iniciar nuestra practica médica sin respaldo de algún otro médico, con ello poniendo en riesgo salud y vida de los usuarios, al terminar este año, debemos prepararnos para el examen a residencia médica para obtener una especialidad.

Para tu conocimiento entre el 6 y 9 de septiembre de este año, 26 mil estudiantes participarán en el Examen Nacional para Aspirantes a Residencias Médicas (ENARM) para ocupar 6 mil 100 lugares con que se cuenta para estudiar una especialidad en las instituciones y hospitales acreditados en territorio nacional. Si fuiste de los mejores promedios te dan a elegir sedes, las cuales lógicamente no siempre son cerca de tu ciudad de residencia y con un sueldo de becario deberás de vivir los siguientes 3 o 4 años que en promedio dura una especialidad, imagínate si en esta etapa ya te casaste por que en promedio ya tendrás 28 años. Al finalizar esta etapa inicia nuestra vida laboral, aun que podemos seguir con más especialidades o subespecialidades. En términos generales y resumiendo, esta es la formación de un médico.

En base a lo anterior te digo, nosotros somos entrenados para salvar vidas, para buscar la salud y bienestar de nuestros pacientes, ningún médico recibe una materia para lo contrario, lógicamente en el ejercicio de nuestra profesión tenemos situaciones exitosas que la gente ve como normal, pero no siempre es por el ejercicio médico, están involucradas una serie de eventos que van de la mano con el actuar médico, pero qué pasa. Si las cosas salen bien la gente de fe le da gracias a un ser supremo, se olvida de todo lo que los de este mundo hicimos para que también sucediera y aquí va involucrado desde quien auxilia al paciente extrahospitalariamente, hasta los médicos tenemos la fortuna de ser quienes estábamos en ese momento del tiempo y en ese lugar llamado hospital para hacer que esas cosas buenas sucedan, pero que pasa si sucede lo contrario y ese paciente por las mismas situaciones sufre una condición que lo lleva a tener una secuela o fallecer, aquí se olvida la gente de ese ser supremo y esa serie de eventos que podían suceder, aquí solamente entra la responsabilidad del médico, olvidando también que estamos en ocasiones trabajando con déficit de insumos,  personal o infraestructura.

¿A dónde nos llevará la situación que vivimos quienes practicamos la medicina en México?

Creo a perder mas ese sentido de humanismo que los usuarios reclaman hemos perdido, por que ahora nos cuidamos de tener un apego a nuestras guías clínicas pero solo para el manejo médico, porque tenemos limitaciones, aunque la guía clínica nos marque se debe realizar estudios de laboratorio y gabinete, envíos a segundo o tercer nivel, estos están trabajando al igual que en los primeros niveles a marchas forzadas, con sobrepoblación con déficit de insumos y personal, por lo cual debemos de manejar en nuestras unidades en ocasiones con lo que tenemos los que estemos, practicando ahora como decimos “medicina basada en existencia” parafraseando a medicina basada en evidencia.

Pienso que los médicos no somos delincuentes, sé que no somos dioses, sí somos seres humanos, cometemos errores y legalmente debemos tener repercusiones, pero no como delincuentes, porque quien comete delitos de forma intencional sale libre y no requiere una cárcel preventiva y quienes están involucrados en un evento desafortunado por el ejercicio de la medicina debemos llevar el proceso en la cárcel, es por todo esto que algunos colegas han decidido ya no ejercer la medicina en el país y cambiar a un oficio o comercio, otros más han decidido emigrar a otros países. Todo esto repercutirá en menos médicos y los que nos quedemos lo haremos temerosos de la ley y el señalo de la sociedad, tendremos que exigir a las autoridades y gobierno de la mano de los usuarios más y mejores infraestructuras,  contar con todos los insumos, platillas de personal completas. Insisto deberá ser al gobierno a quien le exijamos todo esto, por que es a los médicos a quienes nos exige sociedad y gobierno, por un lado nos piden calidad y calidez, pero por otro lado no nos dan completas las herramientas y nos exigen “números”.

Es por ello invitamos a sociedad y gobierno a que volteen a ver a los médicos y nos ayuden como nosotros lo hacemos día a día, recordándoles que también tenemos familia, hijos, esposa, madre, padre, hermanos, sobrinos etc.

#nosomosdelincuentes

Dr. Jonathan Riveros Santoyo.