Comunidad

EXIGEN COLONOS DE LOMA DORADA CLAUSURA DE GASERA

on

Tijuana BC 14 de enero de 2019.- La Asociación de Vecinos del fraccionamiento Loma Dorada, demanda que las autoridades del Ayuntamiento de Tijuana asuman su responsabilidad y clausuren de forma definitiva la estación de Gas LP que se construye en las inmediaciones de sus hogares y que pondrá en riesgo la vida de cientos de residentes.

Los residentes de ese fraccionamiento, que pertenece a la delegación Cerro Colorado, reconocemos que el Gobierno Estatal, a través de la Secretaria de Protección al Ambiente y de Protección Civil, atendió nuestra denuncia y ordenó una inspección en la construcción que se localiza en el bulevar Casa Blanca.

Personal de las dependencias solicitaron a los encargados de la construcción que pertenece a la empresa “Blue Propane”, los permisos para la construcción de la gasera. Sin embargo, los encargados no presentaron de las Licencias de Construcción ni otras autorizaciones, por lo que se procedió a la colocación de los sellos de suspensión por la violación de la normatividad y legislación estatal vigente.

Reconocemos que la autoridad estatal actuó a los pocos días de que “nos organizamos y manifestamos en la obra donde señalamos que la misma se ubica a menos de 50 metros de distancia de viviendas, comercios y una estación de gasolina, en contra de las disposiciones del Plan de Desarrollo y el Reglamento Municipal, que prohíbe la instalación de gaseras en zonas densas y de concentración masiva.

Reiteramos que “ahora el Ayuntamiento de Tijuana debe hacer lo propio porque hasta ahora el Gobierno Municipal ha sido omiso ante nuestra denuncia, solo exigimos que las autoridades cumplan con su deber constitucional de velar siempre por el bien superior de las familias de Tijuana”

Demandamos también que se investigue a las autoridades de la Secretaria de Desarrollo Urbano y Ecología Municipal que dieron los permisos municipales por encima de la moratoria vigente de noviembre de 2016, decretada por el Cabildo de aquel entonces.

Los vecinos expresaron que su temor que el Ayuntamiento permita que continúen las obras y que en un futuro inmediato entre en funcionamiento la estación donde se instalaran dos tanques de cinco mil litros cada uno.