Por qué comprar casetas para gallinas

La avicultura es una técnica que puede resultar muy lucrativa para las personas que saben aprovechar mejor los espacios y acondicionarlos

La avicultura es una técnica que puede resultar muy lucrativa para las personas que saben aprovechar mejor los espacios y acondicionarlos adecuadamente para el pleno desarrollo y crecimiento de las aves.

La mejor forma de organizar a las aves y dotarlas de la comodidad necesaria es colocándolas en casetas para gallinas, ya que esto permite engordarlas lo suficiente hasta que comienzan a poner buenos huevos. En la antigüedad y todavía en países menos desarrollados, las casetas se fabricaban con materiales rudimentarios como hojas de palma y láminas de zinc.

En comparación con otro tipo de cría de animales como porcinos o bovinos, la avicultura es más rentable porque el proceso es menos caro cuando de alimentación se trata, y tienen un sistema reproductivo más acelerado que permite al dueño vender en poco tiempo los productos.

¿Qué son las casetas para gallinas?

Las casetas para gallinas son también llamadas popularmente gallineros y no son más que el espacio destinado para la colocación de estas aves. Generalmente están construidos con madera y tela metálica. Las casetas para gallinas están diseñadas especialmente para que ellas puedan estar bien alimentadas, tengan la libertad para reproducirse y el espacio idóneo para empollar los huevos, ya que adentro están ubicados los comederos, bebederos y los nidales.

Estas estructuras permiten mantener seguras a las gallinas de depredadores y también evita que se pierdan, además de hacer más fácil la recolección de los huevos. Por otro lado, las protege de climas adversos como el frío y la lluvia que pueden hacerles enfermar o causarles la muerte.

En el mercado se pueden conseguir muchas casetas para gallinas que permiten organizar desde pocos animales hasta un gran averío. Incluso si se tiene un número muy grande de gallinas, se puede mandar hacer a la medida para que puedan estar todas en la misma caseta. Lo recomendado por los especialistas es que por cada metro cuadrado se introduzcan solo 6 gallinas, ya que ese es el espacio básico que necesitan para poder desenvolverse.

Las empresas dedicadas a la construcción de casetas se fabrican con distribuciones distintas y en diferentes formas (rectangulares, triangulares, cuadradas, entre otras) para que puedan acomodarse en todos los espacios.

Beneficios de instalar casetas para gallinas

  • Se puede llevar un control más estricto del número de gallinas que se tienen y se evita que se pierdan o se las coman otros animales.
  • Es mucho más fácil recolectar los huevos. Muchas casetas tienen compuertas en el techo para que puedan sacarse los huevos por allí.
  • Es más higiénico ya que se puede cambiar el agua con regularidad y de igual forma se puede limpiar más fácil el interior de la caseta.
  • Las gallinas pueden engordar y crecer más rápido porque caminan menos y no queman tantas calorías.
  • El proceso de vacunación y suministro de vitaminas es más rápido y fácil si las gallinas se encuentran todas dentro de la caseta.
  • No enferman con tanta frecuencia porque los animales no están expuestos directamente a los cambios climáticos.
  • Tener a las gallinas en un espacio separado impide que se coman los cultivos o dañen los sembradíos.
  • La comida de las gallinas se coloca en áreas dispuestas para ello y no se tiran en el suelo donde se mezcla con la tierra y otros elementos que pueden causar enfermedades a los animales al consumirlos.

Cómo elegir la mejor caseta para gallinas

Antes de comprar una caseta para gallinas es importante saber las dimensiones necesarias. Si se pretende aumentar el número de gallinas que se tienen hay que buscar modelos que incluyen paredes removibles a los lados para que puedan irse insertando nuevos módulos a medida que va creciendo la población de aves.

Existen en el mercado casetas para gallinas de dos pisos que permiten aprovechar mejor el espacio y separar el sitio donde se coloca la comida y el agua del lugar donde duermen. Lo más recomendable es que el techo sea de madera para impedir el paso del agua cuando llueve. Sin embargo, hay modelos que tienen el techo de malla que permiten que el lugar se airee mejor y no se acumulen los malos olores.

Lo mejor de las casetas para gallinas es que se pueden conseguir muchos modelos que se adaptan a todas las necesidades, de esta manera todos los compradores quedan satisfechos.