Una vida en formación continua

Muchas personas cuando dejan el colegio tienen la sensación de que han llegado a una edad en la que estudiar ya no es necesario. Incluso parece que nuestra capacidad mental para

Seguir aprendiendo cosas nuevas no tiene final, y estamos biológicamente preparados para ello.

Muchas personas cuando dejan el colegio tienen la sensación de que han llegado a una edad en la que estudiar ya no es necesario. Incluso parece que nuestra capacidad mental para almacenar información ha llegado a un punto máximo, como si nuestro cerebro estuviera casi lleno y seguir estudiando no fuera posible. Sin embargo, se sabe con certeza que a lo largo de nuestra vida utilizamos una pequeña parte de nuestra capacidad mental, de modo que podemos seguir estudiando y aprendiendo durante toda nuestra vida sin llegar al límite. De hecho hay ejemplos de que es posible.

La lectura, el mejor ejercicio

Del mismo modo que los músculos del cuerpo se debilitan cuando no hacemos deporte, es importante seguir ejercitando nuestra mente. Para ello no hay nada mejor que la lectura.

Aunque según los estudios comparados con otros países leemos muy poco, lo cierto es que nos hace mucha falta. De modo que hay que buscar maneras de hacer más atractiva la lectura. Busca libros que traten temáticas que te gusten y verás cómo te cuesta mucho menos. En libreriallerapacios.com puedes encontrar muchos títulos, además de buenas oportunidades para ahorrar y regalar. Adquirir o mantener la costumbre de la lectura te ayudará a mejorar tus capacidades y te costará menos memorizar las cosas.

Cuando se quiere mejorar en el empleo

Uno de los ejemplos más evidentes de que la formación sigue siendo necesaria cuando dejamos la escuela es que para avanzar en el mundo laboral necesitamos prepararnos continuamente. Hoy las oportunidades de conseguir un trabajo estable son bastante pocas, y posiblemente pasemos por varias actividades a lo largo de nuestra vida. Para lograrlo nos hace falta adaptarnos, y cuantos más conocimientos tengamos más probabilidades habrá de conseguir éxito. Por ejemplo, las oposiciones correos son bastante atractivas porque garantizan el puesto prácticamente de por vida. ¿Qué hace falta para tener opciones y lograrlo? Estudiar mucho antes de acudir a los exámenes.

Estudios superiores y formación online

Además, la educación se está democratizando cada vez más, y gracias a Internet podemos cursar estudios de todo tipo, incluso superiores. Todo sin necesidad de movernos de casa, a nuestro ritmo y dentro de nuestras capacidades.

La formación online es posiblemente el medio más utilizado hoy día para seguir estudiando una vez que terminamos la educación básica. La lista de materias que se pueden aprender va en aumento, y muchas de ellas tienen que ver con la tecnología. Aunque la oferta académica es muy variada, como bien demuestra la universidad UTEL, una de las universidades en línea con mayor proyección del momento.

Becas para seguir estudiando

Hay quien después de los estudios básicos quiere seguir con su formación, aunque carece de recursos para hacer lo que le gustaría. Para ello se crearon fondos de ayuda que permiten estudiar a quienes no pueden costearlo. Las becas pueden ser privadas o públicas, y los requisitos para acceder a ellas varían en función de diversos factores, como el tipo de estudios que se quieren cursar o el historial académico. Las Becas Alianza del Pacífico 2019 son de las más conocidas, y permiten a quienes cumplen las condiciones estudiar una maestría en México, incluso cubrir los costes por desplazamiento, alojamiento o manutención que sean necesarios.

Nunca dejamos de aprender

Estamos diseñados para seguir aprendiendo durante toda nuestra vida. El problema es que al incorporarnos a la vida laboral, parece que entramos en una dinámica que nos puede llegar a bloquear. La falta de tiempo, el estrés cotidiano y algunos aspectos considerados imprescindibles pueden hacer que pensemos que nuestra mente no da para más. Aunque lo único que hace falta es seguir ejercitando el músculo más importante de nuestro organismo.