Agencias 3 mayo, 2018

CDMX.- Enrique Ochoa Reza se despidió esta noche de la presidencia nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), al confirmar el arribo de René Juárez Cisneros como el nuevo dirigente tricolor de forma provisional. 

En un mensaje a medios, y en presencia del candidato presidencial José Antonio Meade, así como del coordinador de campaña, Aurelio Nuño, y de su sucesor,Ochoa Reza agradeció el respaldo de la militancia durante el periodo que desempeñó al frente del priismo nacional y garantizó el triunfo del partido en la elección del próximo 1 de julio, al considerar que es la organización política más grande e importante del país. 

En su discurso, el también exdirigente de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) destacó el empeño del “primer priista” del país, el presidente Enrique Peña Nieto, de quien reconoció su programa transformador en sectores trascedentes para el desarrollo. Ochoa Reza celebró la carrera política de Juárez Cisneros, tanto a nivel local en su natal Guerrero, como en el Poder Legislativo y en el Gobierno Federal, además de la propia organización tricolor. 

El ahora expresidente nacional del PRI reiteró que será su partido la plataforma que impulse a José Antonio Meade a la Presidencia de la República y pidió tanto a militantes como a simpatizantes concentrarse en esa tarea. Ochoa precisó que su sucesor tomará el cargo de forma provisional y posteriormente corresponderá al consejo político nacional definir la temporalidad. 

“El PRI es la opción ganadora. Somos un partido político ganador con responsabilidad y rumbo. Con candidatos y candidatas preparadas para ganar. Que se escuche fuerte y claro, el próximo presidente de México se llama José Antonio Meade”, señaló el también candidato plurinominal a la Cámara de Diputados. 

Fuente: sdpnoticias