Gris, la visita de Meade a BCS

La Paz BCS.- Con eventos desangelados y un esquema de desorganización total, hoy el pre candidato del PRI a la presidencia de la república

La Paz BCS.- Con eventos desangelados y un esquema de desorganización total, hoy el pre candidato del PRI a la presidencia de la república cumplió con una serie de actividades en la ciudad de La Paz, donde no dijo nada nuevo ni emitió ningún mensaje de interés fuera del discurso de molde.

Lo más destacado de la gira del abanderado priista y que fue difundido miles de veces en las redes sociales, fue el accidente de trabajo del famoso periodista local Alejandro Patrón “El Reportero Urbano”, que tropezó cuando realizaba entrevistas afuera del aeropuerto local.

Meade Kuribreña fue recibido por entusiastas contingentes de la CROC y condució por su cuenta un vehículo a un encuentro de empresarios en el Hotel La Posada, donde escuchó a algunos de ellos. De ahí se dirigió a un encuentro con medios de comunicación en el Hotel Araiza Inn, donde hubo de todo, desde discriminación a reporteros locales hasta el desdén hacia el senador de la república suplente Ángel Salvador Ceseña, que fue empujado por uno de los guaruras que le impidió el acceso.

Además el delegado de la Secretaría de Desarrollo Social, Juan Alberto Valdivia, al viejo estilo de los priistas, prefirió no presentarse a trabajar por asistir al recorrido de Meade, situación que fue reportada por el medio local NBCS Noticias.

Por la tarde, también en medio de desorganización y caos, José Antonio Meade Kuribreña se presentó en las instalaciones del Casino Bellavista donde sostuvo un encuentro con militantes a los que dio un breve mensaje, sin sustancia mucho menos de profundidad. Hubo protestas porque le dieron un lugar de honor a la ex alcaldesa de La Paz, Esthela Ponce Beltrán, que actualmente es diputada federal plurinominal y tiene abiertos varios expedientes por desvío de fondos públicos.

Algunos que desean ser postulados a cargos de elección popular aprovecharon para tomarse fotografías con el precandidato priista. Otros más quedaron muy molestos afuera, debido a que la dirigente del PRI Gabriela Cisneros escogió un espacio reducido e incómodo.

Fuente: californiahoy.net