Decisión 2018

La debacle panista en Baja California; boquete al bastión

Lauro Ortiz/PluralMx

Mucho se ha escrito y hablado de los factores que llevaron al PAN y sus candidatos a la derrota electoral en Baja California, desde el hartazgo por sus gobernantes que han perdido el contacto con la gente que los ha favorecido desde aquel triunfo de 1989, hasta el voto antisistema que se dejó ver a lo largo y ancho del país.

En esta ocasión el voto duro del PAN no le alcanzó para triunfar en las urnas. La participación ciudadana calculada según el INE en un 63% marcó la diferencia.

Y es que históricamente se había registrado en Baja California un aforo del 30 y 35% en anteriores procesos electorales.

La encomienda dictada desde las oficinas gubernamentales hacia sus empleados tampoco les funcionó; la mayoría de sus funcionarios no lograron cumplir con el mínimo de votos que se comprometieron a favor del PAN y sus aliados, y ya entrada la tarde de los comicios buscaban afanosamente entre sus amigos, copias de las credenciales de elector para presentarlas como prueba que había cumplido con la cuota impuesta, sin importar por qué partido o candidato habían votado.  

En realidad hubo hasta discrepancias entre los familiares de los funcionarios y empleados de gobierno por su negativa de votar a favor de los candidatos blanquiazules.

Los cuartos de guerra de los panistas no tuvieron la capacidad de identificar las fortalezas y debilidades de sus candidatos y la soberbia les ganó. Mejor echaron mano a las denostadas campañas que solo hicieron que los electores voltearan a ver para bien o para mal a sus contrincantes.

En la víspera hicieron circular en redes sociales encuestas que posicionaban al PAN como el partido que llevaba la delantera en la intención del voto. Incluso los directivos del CDE y el mismo candidato al Senado Jorge Ramos Hernández hablaron de esas mediciones con números alegres, pero nunca las presentaron. 

Realidad

De acuerdo al último reporte del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) del Instituto Nacional Electoral (INE) que cerró el lunes 2 de julio a las 21:00 horas con el 92.9% de las actas capturadas, es decir, 145 mil 378 de las 157 mil 859, los candidatos al Senado de la República por la fórmula de Morena, Jaime Bonilla Valdez y Alejandra León Gastélum obtuvieron el 57.33% de la votación (605 mil 935 votos) mientras que la fórmula más cercana conformada por Gina Cruz Blackledge y Jorge Ramos Hernández del PAN logró el 23.62%. (249 mil 704 votos).

La fórmula del encabezada Alejandro Arregui Ibarra y Juana Pérez Floriano del PRI logró la votación de 110 mil 756 que equivalen al 10.47%, Efraín Monreal Gastélum y María Lizárraga Sánchez del PANAL suman 22 mil 387 votos equivalente al 2.11% de la votación, e Ignacio Anaya Barriguete y Verónica Corona González del PVEM con 32 mil 689 votos que corresponde al 3.09% de los sufragios emitidos en la jornada del domingo 1 de julio.

Con estos porcentajes los futuros representantes por seis años de Baja California ante la Cámara Alta a partir del 1 de septiembre serán:

  • Jaime Bonilla Valdez (Morena)
  • Alejandra León Gastélum (Morena)
  • Gina Cruz Blackledge (PAN)

Para la conformación de la próxima legislatura (LXIV) en la Cámara Baja de acuerdo al mismo PREP, los futuros Diputados Federales por Baja California por los siguientes tres años serán:

  • Salvador Minor Mora (Morena)
  • Marina del Pilar Ávila Olmedo (Morena)
  • Armando Reyes Ledezma (PT)
  • Irma Andazola Rodríguez (Morena)
  • Mario Ismael Moreno Gil (Morena)
  • Javier Castañeda Pomposo (PES)
  • Erick Morales Elvira (Morena)
  • Héctor Cruz Aparicio (PES)

Y es que según el PREP, hubo candidatos con votaciones a su favor tan bajas y otros muy altas, que van de un extremo a otro, como es el caso de Irma Miranda Castro de Nueva Alianza representante en el 06 Distrito de Tijuana con 2 mil 382 votos, o la revelación de una candidata tan desconocida como Irma Andazola Rodríguez del 04 Distrito de Tijuana y abanderada por Morena, que alcanza una votación histórica de 100 mil 552 votos, que incluso obtiene más votos que el mismo candidato al Senado de su partido Jaime Bonilla Valdez, que contabilizó 99 mil 601 votos en ese distrito.

También la sorpresa para aquellos candidatos como Jorge Mario Madrigal del PRI en el 08 Distrito, quien en sus recorridos, entrevistas y despachos de prensa repetía y repetía “Traemos con qué”. Él ahijado del Grupo Caliente obtuvo sólo 10 mil 551 boletas a su favor.

Otro que está en la nómina del empresario casinero Jorge Hank, Miguel Ángel Badiola Montaño, sufrió la peor derrota, pues logró 12 mil 510 votos de los 137 mil que se depositaron en las urnas del 05 Distrito.

De pasadita, David Saúl Guakil, el millonario empresario que encabezó el Frente conformado por PAN-PRD-MC volvió al encuentro con la derrota (quiso ser candidato por el PRI a la presidencia municipal de Tijuana en 2016), al obtener 23 mil 880 votos en el Distrito 08, aunque sus cercanos colaboradores decían una y otra vez que no les importaba si ganaba o perdiera, pues iba enlistado como candidato de partido por Movimiento Ciudadano y esa posición era segura. 

El panorama electoral para 2019 se antoja sombrío, no solo para el PAN, sino también para el PRI y Jorge Hank Rhon, quien impuso a los candidatos, desde Alejandro Arregui y su compañera de fórmula Juana Pérez Floriano para el Senado, como a los contendientes por el distrito 02 José Lauro Arestegui Verdugo, 04 Viancca Barreto González, 05 Miguel Ángel Badiola Montaño, 07 Adriana López Quintero y 08 Jorge Mario Madrigal.

 

Articulos relacionados

plural.mx download