Educación

Falta más conocimiento en psicología jurídica y forense

Falta más conocimiento en psicología jurídica y forense.

El pionero de la psicología jurídica en México, Manuel Galván Castañeda, aseguró que debido a que el área de conocimiento  de la psicología jurídica y forense aún es muy reciente en el país, existe todavía desconocimiento de esta especialización y en su campo de aplicación.

            El presidente fundador del Instituto Mexicano de Psicología Jurídica, con sede en Puebla, impartió la conferencia Introducción a la Psicología Jurídica y Forense en el espacio de Vida Universitaria ante alumnos de las Licenciaturas en Psicología, Derecho y Ciencias Forenses de la Universidad de Tijuana CUT, Campus Altamira, donde además imparte catedra en el programa de Doctorado en Psicología que se ofrece en esta casa de estudios.

            El Maestro Manuel Galván comentó que en la actualidad, el sistema de justicia tanto en México como en América Latina ha presentado diferentes debilidades en los procesos de impartición de la justicia y atención a las víctimas. Uno de los factores que inciden en estos problemas es la falta de herramientas y capacitación de algunos actores sociales para acceder a los instrumentos y conocimientos necesarios de la conducta criminal y la victimología.

            Resaltó que algunos problemas importantes en la actualidad se relacionan con aspectos como violencia de género, menores infractores, por citar algunas, en las que el psicólogo interviene no sólo en la transferencia de conocimiento en base al conocimiento teórico y científico, sino que evalúa, analiza, interpreta e interviene en la conducta delictiva en el ámbito judicial.

            Es un campo interdisciplinario entre dos campos científicos: el psicológico y el legal, explicó Galván Castañeda tras precisar que los psicólogos se acercan al conocimiento de la ley, de las normas, de los códigos, de los reglamentos, de los tratados, para aplicarlo en su especialidad. “Es también cuando los abogados conocen más la parte humana, se van formando una nueva perspectiva, aprenden que no se trata solamente de una aplicación irrestricta de la ley sino de ayudar a las personas verdaderamente en la solución de sus problemas humanos”, sostuvo.

            Para los psicólogos, evaluar en los contextos legales, es una actividad de alta responsabilidad social. En este sentido, recordó que hace algunos años, cuando trabajó en la Procuraduría de Justicia en Puebla, cuestionó el trabajo deficiente que se realizaba en las evaluaciones y diagnósticos psicológicos y se dejaban las resoluciones en mano de los jueces. “Esto atentó contra mi ética profesional y a los pocos meses salí de la Procuraduría, porque en esas evaluaciones tenemos la gran responsabilidad –de manera indirecta- de afectar a las personas.

            El grado de afectación podía incidir en la libertad de las personas, en su felicidad y en términos de sufrimiento humano, “eso es lo que tenemos entre mano los psicólogos y digo de manera indirecta porque nosotros no decidimos, el que decide es el juzgador, pero el problema es cuando el juzgador nos hace caso; el problema es cuando nuestras evaluaciones están terriblemente limitadas, y no evaluamos en una perspectiva en base a los derechos humanos”.

            Por último, señaló que lo más recomendable es realizar algunos cambios en la ley para mejorar el sistema de justicia en lo operativo y en lo práctico. “Si los juzgadores se formaran, como en algunos lugres ya está ocurriendo, en el conocimiento de lo que implica un peritaje de la psicología, de cómo debe hacerse una evaluación psicológica, entonces ya tomarían otro tipo de criterio. Y si además los psicólogos nos capacitamos en esta área de conocimiento sabríamos verdaderamente qué teorías aplicar, qué métodos, qué técnicas y cómo dar mis conclusiones y mis diagnósticos”.

            Cabe mencionar que Manuel Galván Castañeda es maestro en psicología social y licenciado en psicología por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla; es pionero de la psicología jurídica en México que ha contribuido a la difusión de este campo en el país por más de 25 años. Director científico y creador de los Diplomados Psicología Jurídica de la Familia, Psicología Jurídica y Sistema Penal Acusatorio y Psicología Jurídica y Forense. Autor del libro Enigmas de la mente criminal y sistema penal acusatorio. Psicología (social) jurídica y forense en la investigación del delito, y coautor de otros ejemplares más entre los que destaca Psicología social. Perspectivas y aportaciones hacia un mundo posible, editado por la Asociación Mexicana de Alternativas en Psicología (1997).