Internacional

Millonaria inversión para atender derrames de aguas residuales al río Tijuana

San Antonio, Texas.- El Banco de Desarrollo de América del Norte (BDAN) y la Comisión de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT) firmaron un contrato de recursos no reembolsables por 1.17 millones de dólares para apoyar un proyecto para la rehabilitación de una porción del Colector Poniente, así como la reposición de varios subcolectores relacionados, en la zona noroeste de Tijuana, Baja California. El proyecto con un costo total estimado de 3 millones de dólares reducirá el riesgo de fallas en la tubería que pudieran generar derrames de aguas residuales al río Tijuana, un cuerpo de agua transfronterizo.Asimismo, el BDAN proporcionará asistencia técnica con recursos no reembolsables por casi $240 mil dólares para financiar un nuevo estudio mediante el cual se determinarán las mejores opciones para controlar adecuadamente el flujo, a fin de reducir los impactos negativos a la calidad de agua del océano pacífico.

El proyecto del colector Poniente se financiará a través del Fondo de Infraestructura Ambiental Fronteriza (BEIF) y el estudio por medio del Programa de Asistencia para el Desarrollo de Proyectos (PDAP). Ambos programas administrados por el BDAN operan con aportaciones de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA). 

El proyecto que también recibirá recursos por 1.83 millones de dólares del gobierno mexicano y del sistema operador de Tijuana, reemplazará 4 mil 503 metros de tubería deteriorada que corre paralelo al río Tijuana para unos 16 kilómetros, con lo cual se prevendrá la posible descarga de alrededor de 177 litros por segundo de aguas residuales que pudieran afectar el afluente.

El río Tijuana fluye de México hacia los Estados Unidos y desemboca en el océano pacífico por el estuario del torrente. Las aguas del río eventualmente se componen de aguas pluviales, de efluentes de plantas tratadoras localizadas en México, de aguas residuales sin control y de otras cuyas fuentes se desconocen. Algunos de estos componentes del flujo pueden deteriorar la calidad del agua del río y ocasionar el cierre de las playas del suroeste del Condado de San Diego, California. Además de los contaminantes presentes en el agua, el río puede arrastrar residuos sólidos y azolves, los cuales pueden afectar la operación de infraestructura crucial. 

En temporada de estiaje (secas) los flujos del río son capturados por la infraestructura existente de la manera prevista. Sin embargo, bajo ciertas condiciones, tales como fallas en la infraestructura de desviación del río o en el sistema de alcantarillado sanitario de Tijuana, los flujos pueden cruzar a Estados Unidos. En temporada de lluvias los flujos del río frecuentemente cruzan hacia Estados Unidos.

El propósito del “Diagnóstico y desarrollo de alternativas sobre las obras de desvío del río Tijuana” es evaluar la capacidad y las condiciones del sistema de desvío existente que se utiliza para evitar flujos transfronterizos del río Tijuana hacia Estados Unidos, así como analizar opciones para aumentar la capacidad de derivación en el río en México o Estados Unidos.

El estudio proporcionará opciones técnicamente factibles para atender el mejoramiento o la ampliación de la infraestructura existente o la construcción de infraestructura complementaria en México o en Estados Unidos, así como para optimizar la operación de las estructuras existentes durante y después de una tormenta a fin de reducir la duración de los flujos transfronterizos de origen pluvial, entre otros.

 El BDAN es una institución financiera establecida y capitalizada en partes iguales por los gobiernos de México y Estados Unidos, con el propósito de financiar proyectos de infraestructura ambiental a lo largo de su frontera común. Como institución pionera en su campo, el Banco trabaja para desarrollar proyectos sustentables desde un punto de vista ambiental y financiero, con amplio apoyo comunitario, en un marco de colaboración y coordinación estrechas entre los dos países.