Opiniones

ColumnadeelAngel – EL VERDADERO SISMO LLEGÓ A MÉXICO

   ColumnadeelAngel

   EL VERDADERO SISMO LLEGÓ A MÉXICO

 

 

A treinta y dos años del sismo de la ciudad de México en 1985, precisamente en el mes de septiembre, hoy la capital despertó hoy con los estragos de lo que le llamaron el mayor sismo en la historia del país por lo menos en los últimos cien años.

Con epicentro en el estado de Chiapas, al menos diez estados del centro de la república, suspendieron labores en oficinas públicas y escuelas para determinar los daños que haya causado este movimiento de la tierra.

Pero no obstante a los simulacros que se llevan a cabo año con año en el día nacional de la protección civil, instaurado por Miguel de la Madrid en 1986, hay estados que siguen sin un verdadero plan de contingencias y protocolos de protección civil en caso de desastres naturales.

Ciudades como San José del Cabo en Baja California Sur, año con año, reciben la temporada de Huracanes y los estragos no se hacen esperar. Poblaciones anegadas, la ciudad sin energía eléctrica, saqueo de tiendas por la rapiña, solicitudes de auxilio a nivel nacional y México volcado a ayudar desde todos los rincones del territorio a sus hermanos en desgracia. Total, para el presidente municipal de la ciudad es  más importante logra una “selfie” con la primera dama del país, que seguramente siguió puntualmente en su papel de “la Gaviota” cuando cobraba como actriz en Televisa. ¿Y los recursos para la prevención de desastres cuándo se aplicaran?

Será que al gobierno federal es más redituable políticamente mostrarse como una nación solidaria en épocas de desgracia; un ejército mexicano ayudando damnificados y un presidente me México, supervisando desde “lejitos” las zonas devastadas que aplica verdaderamente el dinero para que los pobladores de las zonas turísticas sufran lo menos posibles con la llegada de esos meteoros, podría ser.

Pero como obra de la casualidad, el verdadero terremoto llegó a México y pondrá a temblar a 120 millones de mexicanos que otra vez serán testigos de las campañas electorales con miras a buscar la primera magistratura del país, diputados y senadores.

El verdadero temblor será cuando miles de mexicanos vean difuminarse los más de 31 mil millones de pesos que el Gobierno Federal dispuso para campañas y partidos políticos mientras ciudades como Cabo San Lucas debe resurgir entre el fango para poder salir adelante y mostrarse como uno de los mejores destinos turísticos en el mundo.

Otros miles de mexicanos están aún sin profesores en las aulas y los mentores de verdadera vocación ya van a cumplir dos años sin pago por trabajar. Pero los partidos disponiendo discrecionalmente de miles de millones de pesos para sus frentes ciudadanos que paradójicamente tiene de todo, menos ciudadanos.

La moral y la ética queda del lado y no importa hoy reunir a conservadores y progresistas en un frente común para enfrentar al que llaman un peligro para la nación, sin importan que miles de militantes han mantenido por años la ideología firme por encima de intereses políticos y económicos de dirigentes.

No importa cuál sea el costo, de nuevo hoy viernes 8 de septiembre, arranca los procesos electorales en México, con lo cual veremos de nuevo medios de comunicación, impresos y electrónicos atiborrados de propaganda “dirigida a miembros de partidos” encubriendo los verdaderos intereses anticipando una contienda que se antoja desaseada y ventajosa para todos.

El verdadero sismo ha llegado a México y esperamos ver si el compromiso por sacar a un partido de la casa presidencial y sustituirlo por otro se refleja en un compromiso ciudadano que motive a la población a dejar a los mismos o ejercer el verdadero poder del voto y hacer que quienes queden temblando sean los políticos de siempre.