ColumnadeelAngel – Violar la Ley, nomás poquito

Hoy, es inaceptable ver como el Tribunal de Justicia electoral le da la posibilidad a Jaime Rodríguez Calderón de aparecer en las boletas de las elecciones en primero de julio para contender por la presidencia de la república, a pesar de no haber cumplido por las disposiciones legales al solicitar

  ColumnadeelAngel

  Violar la Ley, nomás poquito

  Gomez Angel

 

En México, se premia a quien es menos corrupto, a quien viola la ley en menor grado que otros, a quien engaña menos, a quien roba poquito.

Hoy, es inaceptable ver como el Tribunal de Justicia electoral le da la posibilidad a Jaime Rodríguez Calderón de aparecer en las boletas de las elecciones en primero de julio para contender por la presidencia de la república, a pesar de no haber cumplido por las disposiciones legales al solicitar las firmas como candidato independiente.

Y no solo no cumplió con el requisito, sino que uso recursos públicos, como tiempo de servidores en el gobierno de Nuevo León, copiadoras de dependencias, para recabar los datos de las credenciales de elector que, a final del plazo fijado por el INE, no pudo cumplir.

Credenciales en fotocopias, duplicadas, de otros estados y hasta los muertos decidieron que “El Bronco” dejara el gobierno inconcluso para brincar a una nueva aspiración políticamente incorrecta.

El experredista Armando Ríos Piter, que según el diario el Universal, considera una victoria el hecho que el Tribunal electoral revise en diez días la validez de sus firmas, apenas logró recolectar 35 mil avales para pretender participar como candidato independiente.

Pero la que hasta hoy, fue la única propuesta sin partido dentro de la contienda a la presidencia Margarita Zavala, le fuero anuladas varios cientos de apoyos por considerarlos irregulares, pero al final del proceso previo, fue quien menos violó la ley; o como dijera Layín, violó la ley, pero “poquito”.

Solo en México se destinan cientos de horas de trabajo en las oficinas del INE y en el máximo tribunal electoral que se encarga de garantizar equidad a los procesos electorales, para definir quién de los tres aspirantes es menos corrupto. Con más o menos irregularidades, todos violaron la Ley. Eso entonces ¿los hace merecedores de contender por la primera magistratura del país?

No debiera extrañarnos entonces que después de los diez días de revisión de las firmas para el “Jaguar” Ríos Piter, terminen por imprimir las boletas electorales con seis propuestas entre las cuales se repartirán los sufragios de los mexicanos que cada vez están menos informados de lo que los candidatos harán en caso de ser electos para gobernar México.

Y qué decir de los escándalos que rodean a los representantes de las coaliciones que encabezan Meade, Obrador y Anaya; sobre todos, pesan acusaciones de lavado de dinero, estafas maestras y de solapar corrupción en México, pero esto como en todos los casos puede esperar el término legal que les permita a cualquiera de los contendientes obtener el fuero constitucional que los aleje de la cárcel o ser la moneda de cambio para negociar en caso de que alguno no logre ganar y pretenda “soltar al tigre” provocando disturbios.

Hoy, los mexicanos deben elegir entre el menos corrupto; entre el más astuto para burlar las leyes; entre el más relacionado con la clase política mexicana para evadir la acción de la justicia. Después que no se quejen de haber regresado al PRI de los setentas; o de ser gobernados por un estado encabezado por el narco.

Finalmente, el presidente de México saldrá de escoger entre el menos malo, el que infrinja menos, el que robe poquito.

Sígueme en Twitter: @AngelGC77