“El Patas”; El Alcalde de las ejecuciones y los negocios

Si el trienio del panista Jorge Ramos Hernández (2017-2010), fue considerado el más violento en la historia de Tijuana (mil 760 homicidios)

Ruedo Político

ADÁN DIEZ DE BONILLA

Si el trienio del panista Jorge Ramos Hernández (2017-2010), fue considerado el más violento en la historia de Tijuana (mil 760 homicidios), faltaba que llegara su correligionario Juan Manuel Gastélum, al que solo le han bastado 21 meses para duplicar esa cifra de homicidios.
Y es que a punto de cumplir dos años de gobierno al frente del XXII Ayuntamiento, una cosa es segura: Juan Manuel Gastélum Buenrostro, será recordado como el alcalde en cuyo trienio ocurrieron más ejecuciones.
Al comienzo de su gestión, el sector empresarial de la región pedía a las autoridades que hicieran el trabajo necesario para no volver a la Tijuana del 2007-2010 cuando las homicidios, extorsiones y secuestros se contaban por decenas.
Hoy,  Juan Manuel Gastélum, con apenas 21 meses al frente del gobierno municipal en Tijuana puede “presumir” que ya supera los 3 mil 100  homicidios o sea, en promedio más de 150 ejecuciones por mes.
La escalofriante cifra de asesinatos parece no inquietar a “El Patas”, él luce más ocupado en concretar negocios, así lo confirma la renta de 57 camiones de basura, además de un centenar de patrullas.
Gastélum se retuerce del coraje porque no “cuajó” la concesión hasta por 15 años del alumbrado público de esta ciudad fronteriza, pues el desaseo con que se efectuó la licitación, fácilmente fue frenada en los tribunales.
Ya en la recta final de su trienio, Gastélum parece estar muy preocupado por recuperar su imagen, de ahí que haya hecho un cambio en la dirección de comunicación social, al reemplazar a Moisés Márquez por Mari Cármen Flores.
Lo que no termina de comprender Gastélum, es que la gente no es idiota, pues por más que en redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram) exhiba “acciones positivas” de su gobierno, la sociedad se siente agraviada por la falta de seguridad, pavimentación e iluminación en las calles de la ciudad.
Juan Manuel Gastélum tardó más de año y medio en darse cuenta que culpando a la federación y al nuevo sistema de justicia penal por los homicidios cometidos en la ciudad no le sería redituable, por el contrario, fue hasta que ajustaron la estrategia de seguridad que comenzó el descenso en el número de ejecuciones, es mínimo, pero hay una reducción.