Opiniones

Héctor Murillo Aguilar – 40 y 20 (cuarenta pa´tras y 20 pa´delante) Los pasos del PRI Sudcaliforniano

  Héctor Murillo Aguilar

  40 y 20 (cuarenta pa´tras y 20 pa´delante)

  Los pasos del PRI Sudcaliforniano

 

Con 483 años después del descubrimiento, conquista y colonización por España, después de 240 años que Loreto dejó de ser considerada la capital de las Californias, después de 129 años en que se dividió entre Distrito Norte y Sur, después de 86 años en que se dividió entre Territorio Norte y Sur y después de 43 años de la conversión de territorio a Estado, después de 140 años que se posicionaron los enclaves mineros del Boleo, el Triunfo y San Antonio; Baja California Sur pasa revista como estado 30 del Pacto Federal, Con modelos económicos singulares como singular es  su condición geográfica, no así su condición política que ha sido ferozmente centralizadora y carente de sustrato regional que aporte visión y proyecto a la nación y no simplemente anécdotas a su memoria.

Explicando: Su condición Político-administrativa ha variado, primero como Provincia, Departamento, Territorio y Estado. Durante 1888 durante el gobierno del general Porfirio Diaz, la península quedó dividida entre Distrito Norte y Distrito Sur, primero y después como Territorio norte y territorio Sur (1931), durante el México posrevolucionario. En 1928 se suprimió el municipio libre y en su lugar se crearon  las delegaciones de gobierno, En 1936, durante el gobierno del general Lázaro Cárdenas se produjo un hecho relevante para su vida económica, al decretarse la “zona libre”, hecho que creó las bases de una burguesía compradora, que posibilitó la creación de grupos empresariales locales. Conforme avanzó el México posrevolucionario, los presidentes de la República en turno, nombraban o designaban a gobernantes, generalmente militares y que con excepción de los generales Juan Domínguez Cota y Agustín Olachea Avilés (Ambos Sudcalifornianos), todos los demás eran de otras entidades federativas, lo cual generó el famoso Frente de Unificación Sudcaliforniana (FUS, décadas 60´s y 70´s del siglo XX), de manera natural surgió en la población, un movimiento que reclamaba contar con gobernantes nativos y con arraigo, lo cual posterior y finalmente daría origen  a la conversión de territorio a estado Libre y soberano que se consumaría hasta 1974.

Será que Baja California Sur se ha convertido en un estado que solo sirve para el negocio político nacional, en el “as” bajo la manga de quien cree detentarlo, en un estado que solo se observa como tablero de juego _Dada su poca población y poco aporte al PIB nacional- en una palabra un estado ah doc para la “concertacesión” de Tirios y Troyanos.

Al  valeroso, estoico y aislado Pueblo Sudcaliforniano no siempre le ha correspondido una ejemplar clase política, que marque con su Forma y Contenido respeto a Propios y Extraños, mas bien hemos tenido una clase política medrosa, pueblerina y generalmente con una triple moral de seguidismo: 1. Hacia los jefes del Centro, 2. Hacia los jefes locales y 3. Muy poca voluntad propia. Tal es el caso de los diversos dirigentes del PRI en Baja California sur (31 desde 1934 hasta la fecha), que después de 18 años de alternancia (dos gobiernos del PRD y dos del PAN), salvo raras excepciones, muy pocos se acuerdan de ellos, ni las viejas y mucho menos las nuevas generaciones. Justo precio quizá que había que pagar por no haber estado a la altura de las circunstancias y de los tiempos que corren. Lo curioso y paradógico es que los partidos de la alternancia _PRD y PAN, dirigentes incluidos- no cantan mal las rancheras…. Si nó , veamos… Continuará.