Opiniones

Héctor Murillo Aguilar – “LA RETÓRICA Y LA REALIDAD DE MÉXICO, 2017”

  Héctor Murillo Aguilar

  “LA RETÓRICA Y LA REALIDAD DE MÉXICO, 2017”

 

 

La retórica ha sido definida como el arte de la Oratoria, es decir, el arte de hablar bien mediante la utilización conciente de todos los recursos del lenguaje, con el objeto de provocar en el oyente un efecto determinado.

Desde su origen en la antigua Grecia, pasando por Roma, la edad media, la época de la revolución Francesa, ha trascendido a la época moderna, con personajes como Córax y Tisias, Demóstenes, Platón,  Aristóteles, Cicerón, Quintiliano, Petrus Ramus, etc.

Las partes de la retórica siguen siendo: 1) La Invención 2) La Disposición 3) La Elocución 4) La Memoria y 5) La Expresión (Pronunciación), durante la Edad Media constituyó las Siete Artes Liberales y junto con la Gramática y la Dialéctica formaban el Trivium; también la Teología Cristiana practicó la Retórica y  Durante el Renacimiento, se aplicó al estudio de la Lengua y la Prosa, la Ornamentación  y el estilo literario y dentro de estos sobresalieron la metáfora, el símil, la Personificación, etc., debido a ello, el término retórica adquirió un sentido peyorativo, que aun subsiste, como toda ampulosidad superflua en el empleo del lenguaje, se fue degradando sobre el panegirismo hacia gobernantes y al statu Quo.

Hoy, con el avance de la ciencia y la tecnología y con las teorías sociales de la Comunicación, de la Epistemología o del Conocimiento, del Poder Humano, de la Semiótica, Hermenéutica y otras, se está revalorando su función y utilidad no tan  solo para embellecer el lenguaje y persuadir al auditorio, sino para filtrar una imagen expresiva mas bella del mundo,  pero jamás sustituirlo y mucho menos justificar a quienes gobiernan de que lo estan haciendo muy bien.

La realidad de Baja California Sur y con ella la de México, no es la misma, ha cambiado. Empero ha cambiado con qué o respecto a qué.

En principio hace, por ejemplo, 50 años atrás, en Baja California Sur no teníamos carreteras, no teníamos centros comerciales, no teníamos cinematógrafos, no teníamos ni universidades (Públicas y privadas) ni tecnológicos, no teníamos aeropuertos Internacionales, no teníamos el desarrollo turístico de los Cabos y muchas cosas más. pero tampoco teníamos un destacado lugar en suicidios, divorcios, desempleo profesional, enfermedades de cáncer, embarazos de adolescentes, migración intrarregional, drogadicción e inseguridad, etc.,  como ahora.

Efectivamente hoy,  las cosas han cambiado pero no tanto, por que por mas esfuerzos que haga una familia clasemediera Bajacaliforniana, no puede programar de manera tranquila sus vacaciones al interior y mucho menos al exterior de México, no puede comprar su vehículo de agencia y mucho menos estrenar casa, como hace tiempo, con mucha simpleza, algún político lo afirmaba y lo mas triste, hace 50 años, los Mexicanos no alcanzábamos a ver a  China y a los Chinos hacia atrás de nosotros (por su alto atraso en todos los niveles) Hoy, después de 50 años, no alcanzamos a verlos delante de nosotros (Por su adelanto en Ciencia, Tecnología, Firmas automotrices, agencias espaciales, carreteras marinas, y porque en 2013, desplazaron por primera vez a USA en el comercio mundial.,  etc. Etc.

La retórica sirve y debe servir para embellecer el lenguaje y toda forma de discurso humano, hasta los discursos de silencio, pero no sirve ni debiera utilizarse para analizar o embellecer la realidad, para eso existe el periodismo chatarra, algunas redes sociales, la radio,  televisión y la publicidad y propaganda política, que nuestros políticos Mexicanos usan de maravilla como la famosa quinceañera de Aguascalientes en el 2016.

Articulos relacionados