Opiniones

Héctor Murillo Aguilar – “Las paradojas electorales en México”

  Héctor Murillo Aguilar

  “Las paradojas electorales en México”

 

 

Si uno empieza por recordar las diversas campañas políticas que ha tenido oportunidad de presenciar en el transcurso de su vida como habitante de este país, como simpatizante, miembro activo o retirado de una fuerza política, de un partido o una quimera social, descubre de pronto lo siguiente:

La primera paradoja son los años y las elecciones, si dividimos el tiempo de vida en diez años resultaría lo siguiente: A los diez años= 1 elección, a los 20 años= 3 elecciones, a los 30 = 5, 40 = 6. 50 = 8, 60 = 10; 70 = 11, 80 = 13, 90 = 15 y después de los noventa, ya ni muchas elecciones ni erecciones.

De la izquierda, el centro y la derecha, los candidatos que más tienden a la reelección son los de la izquierda, en las últimas décadas para México: Cuauhtémoc Cárdenas (3 veces) Manuel López Obrador (3 veces).

El próximo presidente que ocupará el cargo, si contamos desde 1824 hasta 2018, será el número 57.

De los 56 presidentes hasta hoy, el apellido más frecuente ha sido el de los  López.

La mayor parte de los gobernantes del PRI en sus 77 años de gobierno han sido del CENTRO, aunque también hay de CENTRO_IZQUIERDA y CENTRO_DERECHA.

Al oportunismo electoral en México se le conoce como “VOTO Útil”, “Agarrar atajos” o simplemente cambiar de cachucha y camiseta, en realidad es el eterno deseo de seguir viviendo del erario, treparse al carro de los ganadores y venderse por un taco de frijol y una rebanada de queso. También se le conoce como “Camaleonismo”,  “Chapulinismo” y “Saltimbanquismo”. Las bases materiales del oportunismo electoral en México, es la no funcionalidad de las estructuras partidarias (No para sus militantes y membresía, solo para sus dirigentes).

Hasta el día de hoy, la lista nominal de electores asciende a 85, 963, 712 millones de ciudadanos, más de tres mil mujeres que hombres. Mientras el Padrón electoral Cuenta con 87, 317, 602 millones de ciudadanos, más o menos la misma proporción de mujeres.

Del total de empadronados solo han votado en las últimas elecciones los siguientes: En el 2000 = 37.6 millones,  en el 2006, 41.8 millones, en el 2012 = 50.3 millones. Y los presidentes han llegado en ese orden, con los votos siguientes: 15, 900 millones, 15, 000 millones  y 19,900. Millones.

En las tres últimas elecciones presidenciales de México, los que iban punteando en Marzo, sufrieron fuertes bajas y con excepción de EPN, no ganaron en Julio las elecciones.

En México, la “Intención del Voto” al igual que el triunfo del debate es directamente proporcional a la derrota electoral, en tanto que “Nadar de patito” y sacar cochinito ha sido más contundente.

En México al igual que en otras partes del mundo, el partido en el poder incrementa al tres por uno el voto duro o asegurado, en tanto que el partido o los partidos de oposición tienen que remar a contracorriente.

En México se ha convertido en una verdadera profesión tanto por dirigentes de partidos como  de no pocos politiquillos, de todas las corrientes GANAR_PERDIENDO o PERDER_GANANDO,  y parece que es la postura que ha ganado mayores adeptos.

Ningún partido o candidato ha utilizado “el o  los discursos del silencio” como método novedoso de Mercadotecnia Política.

En las elecciones de México después de la alternancia, se desdibujaron las viejas posturas de IZQUIERDA_CENTRO_DERECHA, la única postura que ha venido prevaleciendo ha sido el OPORTUNISMO.

plural.mx download