Héctor Murillo Aguilar – “Las tres grandes ausencias en los políticos mexicanos”

En un ejercicio académico elemental de retroalimentación, al final de una clase, un joven me preguntaba: profesor, aprovechando el actual proceso electoral, deseo nacerle la siguiente cuestión: ¿A su juicio, a la política y los políticos en México,  qué les falta o les ha faltado

 

   Héctor Murillo Aguilar 

  “Las tres grandes ausencias en los políticos mexicanos”

 

En un ejercicio académico elemental de retroalimentación, al final de una clase, un joven me preguntaba: profesor, aprovechando el actual proceso electoral, deseo nacerle la siguiente cuestión: ¿A su juicio, a la política y los políticos en México,  qué les falta o les ha faltado para estar o seguir en las condiciones en que estamos? Sinceramente,  a bote pronto no te puedo responder,-dije-, pero le prometo que lo haré en corto tiempo y se lo comunicaré.

Hoy he intentado hacerlo y he aquí la respuesta, (Describiré de manera simple el significado de cada palabra,  para quien lo desconozca)

AUTOCRÍTICA: Examen o juicio riguroso sobre aspectos o actos de uno mismo

CONGRUENCIA: La congruencia puede observarse en la relación de coherencia que hay entre las acciones de una persona y aquello que predica. Hay  congruencia, por ejemplo, entre alguien que dice que es importante querer y respetar a los mayores y en efecto trata bien a sus padres y abuelos.

AUSTERIDAD: Se define como la capacidad de una persona de administrar sus bienes materiales y riqueza de una manera justa y sencilla sin lujos o extras empequeñeciendo sus gastos en lo esencial. 

En la viña del señor, existen teorías de Todo para Todo, si usted desea favorecer a algo o alguien, existen miles de formas para hacerlo, pero lo mismo para perjudicarlo, si Usted está enfermo de poder, nunca dirá su padecimiento menos a la jauría de incondicionales que marchan detrás, Si Usted tiene 20 años de precampaña, nunca dirá su pequeña patología, si Usted lucha contra la corrupción pero defiende a su jefe y a sus allegados corruptos ¿Quién podrá creerle? Si nadie practica un examen riguroso de su Partido, de su militancia, de su modus vivendi y operandi, de sus fobias y sus filias, de sus gustos y preferencias. Si la falsa modestia de vivir austero la queremos ejemplificar viajando en el metro,  pero viviendo en las Lomas de Chapultepec, teniendo propiedades de cientos de millones y nunca ofrecer apoyos a la gente que los necesita. Si usted lucha contra la arrogancia de los gobernantes vecinos al Norte, pero en la primera oportunidad, corre a pedirles y suplicarles apoyo para que lo dejen llegar al poder, es más si tiene a su familia viviendo y estudiando en los Estados Unidos de Norteamérica, ¿Cómo?

La incongruencia entre el pensar, decir y hacer, la falta de un autoanálisis con cierto rigor, de lo que uno hace o deja de hacer, la total ausencia de sencillez y modestia en la forma de vivir, comer y consumir, parecen ser componentes comunes a los políticos y a la política mexicana, de lo contrario traten de aplicar estos conceptos a precandidatos, o candidatos, partidos o funcionarios de México a ver que sale.