Ventanas Rotas – Los “Porros”, la autonomía universitaria y el desconocimiento de las autoridades

El 3 de septiembre pasado, presuntos porros disolvieron a golpes una protesta de estudiantes del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Azcapotzalco

  Ventanas Rotas 

  Los “Porros”, la autonomía universitaria y el desconocimiento de las autoridades

  Guillermo Alberto Hidalgo Montes

 

El 3 de septiembre pasado, presuntos porros disolvieron a golpes una protesta de estudiantes del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Azcapotzalco frente a la Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Los estudiantes del CCH exigían a las autoridades universitarias más espacios para la cultura en su plantel, así como el alto a los cobros indebidos y no más casos de acoso dentro de la escuela.

Cuando la protesta se realizaba pacíficamente frente a Rectoría, un grupo aproximado de 50 jóvenes, presuntamente porros, agredió a los alumnos con palos, piedras y petardos, provocando que la manifestación se disolviera.

La postura de la UNAM  fue la reprobar enérgicamente la violencia ocurrida ese lunes en contra de los alumnos que se manifestaban en forma pacífica en la explanada de la Rectoría. La Universidad destacó que agresiones como la sucedida esta tarde son inadmisibles, pues solo buscan enturbiar el ambiente y desestabilizar la vida académica de dicha casa de estudios.

Ahora bien, para nuestros estimados lectores que nos leen fuera de territorio mexicano así como para los que desconozcan el significado de la palabra “Porro” les aclaró que, se denomina “Porro”, al integrante de una organización que persigue distintos intereses particulares, ya sean éstos políticos o económicos, basados en la violencia organizada, en el asilarse en instituciones estudiantiles y en el fungir como grupo de choque mercenario. Realizan o rompen huelgas estudiantiles. Generalmente son elementos que tienen matrícula de inscripción universitaria, pero que nunca pasan de año, “fósiles” en el argot universitario pero listos para actuar cuando se les requiere.

Tales organizaciones se caracterizan por obstaculizar la vida estudiantil mediante actos de vandalismo, asalto, extorsión económica y golpizas sistemáticas a cambio de beneficios económicos, prestándose como grupos de choque que desprestigian a las más importantes instituciones de educación.

La UNAM se vio imposibilitada de controlar este acto de reprobable violencia donde no recibieron apoyo de los cuerpos policiales de la ciudad, ya que, uno de los argumentos más usados por autoridades universitarias así como civiles no tan solo en esta universidad, sino en todas las universidades autónomas del país, es alegar la “autonomía” universitaria y, según ellos, las autoridades policiales no tienen facultad legal para ingresar, sin embargo, se confunde “autonomía” con “soberanía” y la diferencia entre uno y otro concepto son muy marcadas.

Es decir, el problema yace en el lenguaje, la comunicación, y en esta ocasión no me refiero a la comunicación entre los grupos en conflicto, sino en no saber el verdadero significado de lo que se declara. Autonomía es la potestad que dentro de un Estado tienen municipios, provincias, regiones u otras entidades para regirse mediante normas y órganos de gobierno propios, siempre y cuando no violenten una legislación general En este caso en concreto, su autonomía es presupuestal, administrativa y de gestión y no puedes estar encima de lo legalmente establecido ya que de lo contrario, caeríamos en soberanía que se refiere a poder político supremo que corresponde a un Estado independiente y ninguna universidad autónoma lo es y  cómo en líneas anteriores se aclara, tienen que subordinarse a los que las leyes indican

Lo anterior da como resultado una anarquía dentro de muchos de estos centros universitarios autónomos done las autoridades universitarias se ven rebasadas en temas de seguridad como narcomenudeo, violencia de género, extorsión entre otras y las autoridades civiles no tienen los pantalones puestos para poner orden debido a temor a conflictos político-sociales, mientras las víctimas reales son la comunidad universitaria….que triste.

hidalgomontes@gmail.com

*El Mtro. Guillermo Alberto Hidalgo Montes, es especialista en seguridad pública y privada. Actualmente es Director de la academia de las Fuerzas de Seguridad del Estado de Puebla