Ventanas Rotas – ¿Necesaria una nueva Ley de Armas de Fuego en México?

Según el documento titulado “Beyond Our Borders”, el más reciente informe del Center for American Progress, una organización estadounidense que se

  Ventanas Rotas

  ¿Necesaria una nueva Ley de Armas de Fuego en México?

  Guillermo Alberto Hidalgo Montes

 

Según el documento titulado “Beyond Our Borders”, el más reciente informe del Center for American Progress, una organización estadounidense que se encarga de la investigación y defensa de políticas públicas, los investigadores citan que los registros de la Agencia Federal de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) revelan que, entre 2011 y 2016, al menos 106 mil armas fabricadas en Estados Unidos estuvieron vinculadas con actividades delictivas en México.

De esa cifra, 74 mil 200 fueron compradas legalmente en territorio estadounidense, pero el informe también señala que cada año cerca de 213 mil armas de fuego son transportadas ilegalmente hacia territorio mexicano.

Ahora bien, es necesario precisar que de este número que a bote pronto podría sonar escandaloso, no todo ese armamento es usado por la delincuencia organizada, ni se queda en territorio nacional, es decir, es una realidad que ciudadanos comunes y corrientes, sin nexos con actividades delincuenciales se están armando ante la incapacidad del Estado de garantizar la seguridad.

Incluso el último año, en el área comercial de SEDENA se vendieron un promedio de 40 armas de fuego diarias, 14 mil 400 en todo el año. La organización México Evalúa informó, que en cinco años los hogares con un arma registrada aumentaron en 60%, al pasar de 145 mil 939 en 2011 a 232 mil 746 en 2016. Es decir hay un número creciente que están haciendo valer el derecho de poseer armas de fuego que señala el artículo 10° constitucional.

Sin embargo, la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos vigente, que data de la década de los 70´s es muy limitativa, ya que su fin era evitar que grupos subersivos se armaran contra el Estado, sin embargo a casi 50 años de distancia, el país y la fenomenología delincuencial han cambiado, situaciones que han propiciado el mercado negro entre civiles no relacionados con actividades delincuenciales. 

Por otro lado, muchas de las armas internadas en México tienen como destino final Centroamérica y el Caribe. El mismo documento señala que, de 2014 a 2016, 50 mil 133 armas que se produjeron en los Estados Unidos fueron recuperadas como parte de investigaciones criminales en 15 países de América del Norte, América Central y el Caribe.

Los niveles de violencia vividos no solo en México, sino en la región han venido en aumento de forma constante, la sociedad ya no está dispuesta a quedarse quieta sin hacer nada, sin embargo, tampoco podemos cometer el error que nuestro vecino país del norte al hacer tan laxos sus controles para el exceso de las armas de fuego.

Es hora de pensar en una nueva Ley en la materia que permita, después de aprobar rigurosos requisitos como tener un modo honesto de vivir, antecedentes no penales relacionados con violencia con armas de fuego, también psicológicos para poder tener derecho a comprar un arma y después de adquirirla que se vea como obligatorio tener capacitación inicial y por lo menos una vez al año para poder seguir ejerciendo el derecho de tener este tipo de herramientas.

Me es muy incoherente que el Estado haga programas para desarmar a la ciudadanía cuando:

1) es un derecho consagrado en la constitución y,

2) deberían antes concientizar a la ciudadanía para que registre las armas que posea, siempre y cuando cumplan con las características que la ley en la materia indica. Es necesario el comprender que las políticas encaminadas a desarmar a la ciudadanía, se enfocan en eso, en la ciudadanía, se ve muy difícil que un delincuente lleve su arma con la cual sustenta su modus vivendi.

¿No cree usted?

Las armas no matan personas, las personas matan personas, la educación es la clave, veamos ejemplos de países con la misma densidad poblacional: Suiza, con alrededor de 9 millones de personas es un país muy seguro donde todo ciudadano tiene un rifle de asalto en su casa proporcionado por el gobierno, por otro lado tenemos a Honduras con poco más de 9 millones 100 mil habitantes, donde los la ley contra armas es muy estricta y tiene una de las tasas de homicidios más grande del mundo.

¿Será que es hora de tener una nueva Ley en cuanto a armas de fuego se refiere?.

Tendremos que esperar a que la nueva administración federal que está por comenzar de rumbo.

hidalgomontes@gmail.com

*El Mtro. Guillermo Alberto Hidalgo Montes, es especialista en seguridad pública y privada. Actualmente es Director de la academia de las Fuerzas de Seguridad del Estado de Puebla