Mantener vivo el romance en la pareja

A menudo nos preguntamos qué está pasando en las mentes de los demás, y especialmente qué pasa en la cabeza de nuestro compañero.

A menudo nos preguntamos qué está pasando en las mentes de los demás, y especialmente qué pasa en la cabeza de nuestro compañero. ¿Cuántos de ustedes nunca han soñado con estar en la cabeza del otro? Bueno, es posible que te sorprendas al descubrir que probablemente sea del mismo modo, tal vez solo quiera que ambos pasen más tiempo juntos. Tal vez solo quiera tener un poco más de romance en su vida.

De hecho, una investigación ha demostrado que al menos una pareja de cada tres, prefiere el amor y el romance a una noche de sexo. Sin duda, la pasión y el deseo son sentimientos importantes en una relación, pero los estudios muestran que últimamente las parejas prefieren dejarse llevar por el placer más romántico de estar juntos. Que en nuestro tiempo parece casi una utopía. Desafortunadamente, de hecho, el ritmo frenético de nuestra sociedad tiene un impacto negativo en el tiempo que puedas pasar con tu pareja.

Los problemas diarios tienden a hacer que la relación de la pareja sea más tensa y llena de malentendidos. Pero no te desanimes, es el tiempo de calidad que pasan juntos lo que importa.

De hecho, el romanticismo está hecho de detalles, son los detalles que luego se atribuyen a otras connotaciones. Entonces, ¿por qué es tan difícil ser romántico? Parece que en cierto punto entra el miedo al romance, es decir, el miedo a caer en lo banal, pero romántico no necesariamente significa trivial o viceversa, ya que todas las cosas solo necesitan equilibrio. La diferencia entre lo banal y lo romántico es ficción, es un gesto banal que se hace para reunir admiración en lugar de hacer que el ser querido se sienta especial. O muchas palabras fantásticas y refinadas para impresionar cuando lo que importa es simplemente expresar con sinceridad lo que sientes.

Estos detalles, aseguran que cualquier momento se vuelva verdaderamente único, son momentos importantes que quedan grabados en la memoria de una persona para siempre. Para que pueda florecer de nuevo en cualquier momento, incluso después de muchos años.

Por el amor de Dios, muchas personas saben cómo amar incluso si no son especialmente románticas, son las personas que creen en los hechos y no en las palabras, las que aseguran la comprensión, el apoyo y la comunicación y hacen de estos elementos la base sólida de una buena relación. Pero debe decirse que el romance desde ese toque de brillo a la vida exalta el sentimiento. Y luego espacio para momentos solo suyos y dulzura, huye del aburrimiento.

¿Por qué debes mantener vivo el romance con tu pareja?

Al no ser así, corres el riesgo de que aquel ser que esta contigo se aburra o inclusive hasta podría terminar y alejarse de ti. ¿No piensas que es mucho mejor mantener vivo el romance día a día con tu pareja que preguntarte como recuperar un amor, cuando posiblemente sea demasiado tarde?

Tomen un fin de semana juntos para dar un paseo en la naturaleza, o para probar una nueva experiencia, como disfrutar con una escalada en pareja en las montañas donde pueden redescubrir la confianza mutua y el tacto de apoyarse mutuamente. De hecho, muchos psicólogos afirman que lo físico es un factor que a menudo se descuida en la rutina diaria. Esto nutre nuestra sensualidad y la armonía con la que expresamos nuestros sentimientos a través de los movimientos. Sí, porque nuestros movimientos y nuestros gestos alimentan muchos sentimientos.

Así que no olvides de tomar a tu ser querido de la mano, acariciarle, mirarle, cada momento dedicado a ella o a él es oro. El romanticismo es un componente vital de una relación, no lo subestimes, tómense unas vacaciones juntos, una escapada romántica. O simplemente vayan a tomar un helado o a dar un paseo juntos por la playa. Piensa que no estás sola(o,) incluso todas las otras parejas como ustedes, viven problemas y situaciones difíciles, pero básicamente todos sueñan con tener un poco más de tiempo para pasar juntos y de romance en su vida.