“El Patas” busca reconciliarse con tijuanenses; tras acicate de derrota electoral

Los primeros 18 meses de gobierno de quien encabeza el XXII Ayuntamiento de Tijuana se caracterizaron por tener un mínimo contacto

RUEDO POLÍTICO

Adán Diez de Bonilla 

La estrepitosa derrota electoral del PAN en Baja California -en la pasada elección federal- orilló a Juan Manuel Gastélum Buenrostro “El Patas” a buscar una reconciliación con los tijuanenses, de ahí el cambio en su política de comunicación social.


Los primeros 18 meses de gobierno de quien encabeza el XXII Ayuntamiento de Tijuana se caracterizaron por tener un mínimo contacto con reporteros de los diferentes medios de comunicación de la región. Por cierto que la encuesta de PluralMx, revela que en lo que va de su gestión, el alcalde de ésta ciudad fronteriza tiene una aceptación de apenas el 3.8 %.


Al inicio de su administración, “El Patas” irradiaba soberbia y ninguneaba a los representantes de los medios de comunicación; salvo un grupo de comunicadores que cooptados por Víctor Lagunas Peñaloza, que fueron contratados como amplificadores de las “acciones positivas” del alcalde, el resto de los reporteros de la fuente, eran vistos si no como enemigos, sí con gran incomodidad.


Gastélum Buenrostro, “asesorado” por Víctor Lagunas -hijo de la diputada panista Alfa Peñalosa- no atendía a los reporteros en las actividades públicas, “El Patas” siempre buscaba la manera de eludir a los reporteros para no hablar de temas espinosos, como la inseguridad y la corrupción.
Sin embargo, la soberbia con la que andaba de un lugar a otro Juan Manuel Gastélum, se diluyó con el rechazo que los tijuanenses propinaron al PAN el pasado 1 de julio en las urnas.


Podrán decir que la elección federal no tiene relación con el mandato municipal del alcalde panista, sin embargo, si el gobierno local hubiese tenido un buen comienzo, los tijuanenses habrían preferido a los candidatos del PAN en la elección, situación que como todos sabemos, no ocurrió.


Ahora Juan Manuel Gastélum, desesperado por recobrar la aceptación ciudadana ya atiende a los reporteros y acepta hablar de situaciones que al inicio de su gestión “no eran tema”, el de seguridad, desvíos de recursos, entre otros.


El cambio de actitud no solo ha sido notorio en el alcalde, sino que sus colaboradores también dan la cara ante cualquier señalamiento hecho por la oposición o cualquier otro ciudadano.


Cualquier ciudadano con dos dedos de frente, se da cuenta que el cambio de estrategia de “El Patas” y sus colaboradores, tiene como propósito llegar con una mejor imagen al proceso electoral local del 2019.


Si bien el alcalde recién declaró que no busca reelegirse -afortunadamente para los tijuanenses- sí está muy preocupado porque se vislumbra una derrota electoral del PAN en Tijuana y en el estado.