Torpeza, ignorancia y negligencia, agravan crisis de migrantes: Bonilla

Al dar su opinión sobre la problemática de migrantes centroamericanos concentrados en esta ciudad, el senador de Morena para Baja California, Jaime Bonilla Valdez…

Tijuana BC 27 de noviembre de 2018.- Al dar su opinión sobre la problemática de migrantes centroamericanos concentrados en esta ciudad, el senador de Morena para Baja California, Jaime Bonilla Valdez, dijo tajante que “se ha agravado por la torpeza, ignorancia y negligencia… no solamente del gobierno federal que está por concluir, sino por las reacciones del alcalde Juan Manuel Gastélum Buenrostro, que… no da una…!…”

Entrevistado por diferentes medios al terminar el protocolario evento de Rendición de Cuentas-Informe de Actividades del regidor de Morena en el cabildo local, Manuel Rodríguez Monarrez, el presidente de la Comisión de Asuntos Fronterizos y Migratorios en el Senado de la República, fue muy directo en sus respuestas.

.“…Les voy a decir, es un tema muy difícil para el alcalde de Tijuana, porque no tiene capacidad, sale con respuestas y comentarios muy torpes que crean un ambiente xenoofóbico que polariza a la sociedad tijuanense; en lugar de atender encauzar con inteligencia este fenómeno migratorio del que ya estaba enterado, prefirió irse a China… ¿a qué va a China?, ¿a promover inversiones?…”, citó.

Minutos antes, al dirigir un mensaje al cierre de la ceremonia en la que el regidor Rodríguez Monárrez hizo un recuento de sus actividades de los dos años en el cabildo de Tijuana, el también propuesto Coordinador General de Programas de Bienestar Social federales para Baja California, anticipó que “van a ver la diferencia de cómo se gobierna, cuando tome posesión el presidente electo Andrés Manuel López Obrador”.

“El próximo presidente –dijo el senador Bonilla Valdez-, está muy al tanto de lo que ha estado pasando con el éxodo de centroamericanos y de lo que ha ocurrido en Baja California, particularmente de lo ocurrido el fin de semana en la garita de San Ysidro; es un tema que le preocupa mucho y que está ya analizando con su equipo, con su gabinete, para plantear alternativas de solución en cuanto tome posesión como Presidente constitucional”.

Respecto al comportamiento de las fuerzas norteamericanas, incluyendo los elementos de Custom and Border Protection (CBP, por sus siglas en inglés), el senador Bonilla Valdez externó su malestar por considerar que “es un uso de fuerza innecesario, rudeza innecesaria, que solamente atenta contra los migrantes que, hasta donde estamos enterados, no habían traspasado el cerco metálico, ni agredido a los guardias federales estadunidenses”.

En cuanto al apoyo económico que en reiteradas ocasiones y de modo enérgico han estado pidiendo el gobernador de Baja California, Francisco Arturo “Kiko” Vega de Lamadrid, y el alcalde de Tijuana, Juan Manuel Gastélum Millán, que argumentan necesitar un monto de 100 millones de pesos, el senador Jaime Bonilla Valdez se mostró escéptico.

“¿Para qué quieren esa cantidad?, ¿en qué lo van a usar?, porque hasta donde sabemos, el albergue temporal está montado en la Unidad Deportiva Benito Juárez, en la Zona Norte, que es del municipio: la alimentación se las está preparando una cocina móvil de la Secretaría de Marina; y, hay varias organizaciones civiles y religiosas altruistas que han estado donando ropa y cobijas”.

“Argumentan, tanto Kiko Vega como Gastélum que está costando 500 mil pesos diarios, mantener a los centroamericanos que están en el albergue, pero su propio tesorero municipal (Ricardo Chavarria Morales) hizo declaraciones que los contradicen, ya que asegura que es muy poco lo que han gastado en atender el albergue Benito Juárez, y que el dinero lo ha aportado principalmente el gobierno estatal… por eso la pregunta: ¿para qué piden 100 millones de pesos?”.

Concluyó diciendo que, “…desafortunadamente, en el manejo de esta situación que han llegado al grado de calificarla de Crisis Humanitaria para solicitar recursos a la ONU, no solamente han actuado con torpeza, con incapacidad e insensibilidad, sino que… ya no se les tiene nada de confianza y la gente tiene razón en pensar que, si les dan el monto que piden, puede que no le den buen uso… porque ya se les perdió toda la confianza…”.