Opiniones

Elvira Luna Pineda – Rendición de cuentas

Rendición de cuentas

Por Elvira Luna Pineda

La autora de esta columna es Abogada y Vicepresidenta Nacional de la Academia de Género de la CONCAAM

Desde mi opinión, las mujeres y los hombres de Baja California, estamos convencidos de que la trasparencia y el uso eficiente de los recursos públicos y el hacer realidad la rendición de cuentas de los gobiernos, nos garantiza tener mejores servicios, mejor y mayor infraestructura, elevar la calidad e infraestructura educativa y del sector salud, fortalece la promoción de la inversión y la generación de nuevos y más dignos empleos, y claro que también la transparencia y el uso eficiente de los recursos públicos tendría efectos directos en elevar los niveles de seguridad ciudadana y en hacer tangible la justicia que sigue sin ser ni pronta ni expedita.

Si el gobierno de Baja California cumpliera con los estándares mínimos del uso eficiente y transparente de los recursos públicos, la realidad de nuestro estado sería definitivamente muy distinta a la que actualmente vivimos.

Pero nuestra realidad es otra. En nuestra querida Baja California parece que a la transparencia le cierran la puerta y a la rendición de cuentas aun no la conocen.

Es por eso que es preocupante el nivel de endeudamiento, tanto de la pasada administración como de la actual, deuda que pagaremos todos los bajacalifornianos, si, así como lo observas; tu, tus hijos e hijas, tus nietos, todos y todas estamos más endeudados aun por la gran deuda que este gobierno ha adquirido, sumada a la gran deuda heredada de la anterior administración.

Este sábado primero de noviembre, el gobernador Francisco Kiko Vega cumplió un año de su toma de protesta, en la cual fue enfático y hasta eufórico cuando dijo que con la llegada de su gobierno se ponía fin a los privilegios de funcionarios, dijo que las finanzas públicas estaban exhaustas, y que recibía una deuda pública, UNA DEUDA que hace un año le preocupaba y que ahora extrañamente ya ha incrementado.

A este escenario le sumamos el reciente análisis que el Instituto Mexicano para la Competitividad, el IMCO, ha publicado respecto el Índice de Información Presupuestal Estatal 2014, evaluación que le corresponde completamente a la administración de Kiko Vega, y en la cual esta administración no sale muy bien librada.

El Informe del Instituto Mexicano para la Competitividad sitúa a Baja California como uno de los estados del país “peor evaluado”, así, con todas sus letras,  “peor evaluado”,  y señala que la información presupuestal con la que menos se cumple se refiere a los recursos otorgados para servicios personales, situación de la deuda pública y sus condiciones de contratación, subsidios, fideicomisos, gastos en comunicación social, así como programas y/o apoyos al campo. Baja California como un estado de malas prácticas de información presupuestal, así nos tienen catalogado.

Ante esta deuda, ante este serio análisis, como ciudadanía nos surgen dudas lógicas y legítimas: ¿Y la transparencia? ¿Y la rendición de cuentas? ¿Y el fin de privilegios de sus funcionarios, y las medidas anticorrupción señor gobernador?

¿Hasta cuando esperaremos que sea una realidad en Baja California? ¿Hasta cuándo estarán presentes estos valores éticos en la política y el ejercicio del buen gobierno?

La trasparencia, el uso eficiente de recursos públicos y la rendición de cuentas es nuestro derecho ciudadano señor gobernador y definitivamente, es su obligación. Nos leemos la semana entrante!

mujerporlapaz@gmail.com

Twitter: @mujeporlapaz

https://www.facebook.com/CentroIntegralparalaMujer