Redacción 19 junio, 2018

Japón sorprendió a propios y extraños al ganarle a Colombia en el Mordovia Arena, y mató tres pájaros de un tiro: obtiene la primera victoria asiática ante un conjunto sudamericano en un Mundial, se desquitó de la goleada que le había endosado este mismo adversario pero en Brasil 2014 (4-1) y por supuesto lo más importante sumó tres valiosísimos puntos en el Grupo H de Rusia 2018.

Nadie esperaba que el partido tuviera un inicio de choque tan intenso, con un penal, y después la expulsión del defensor colombiano Sánchez y como consecuencia un gol del japonés Kagawa.

El entrenador de  Colombia, José Pékerman, naturalmente efectuó varios ajustes tácticos para aumentar la eficacia de su ataque en situación de inferioridad numérica.

Sin embargo, el cuadro asiático haría valer plenamente su ventaja numérica en el segundo periodo para crear numerosas ocasiones,   y así logar su cometido y llegar a la victoria 2 – 1 y sorprender a propios y extraños.