Portada

Policía saca de las calles a “chiquinarcos”, legislación los pone de regreso: Subprocurador

Tijuana BC.-De acuerdo al Subprocurador de Investigaciones Especiales de la Procuraduría Estatal, José María González, este año ha iniciado con el mismo número de muertes violentas asociadas al narcomenudeo con los que cerró 2017, previéndose que la cifra roja continúe mientras aquellas personas dedicadas a la venta drogas, recuperen su libertad inmediatamente luego de ser detenidos por las diversas autoridades.

Abordado por PluralMx al salir de una reunión, el funcionario de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) reconoció la frustración que le provoca sacar de las calles a miles de narcomenudistas, ponerlos a disposición de los jueces, y estos mandarlos a afrontar su juicio desde la comodidad de su domicilio o “tienditas”, derivado del Código Nacional que desde hace un año y medio rige en todo el país.

“Es importante destacar que la Procuraduría General de Justicia del Estado durante el año que concluyó, realizó la mayor cantidad de cateos a domicilios dedicados a la venta de drogas al menudeo, conocidas como “tienditas”. Sumando un total de 216 cateos, con 5 mil 659 detenidos en coordinación con otras autoridades locales.

“A estas personas se les incautó la nada despreciable cantidad de 61 mil 365 dosis de diferentes drogas, sin contar con las acciones realizadas en la materia por la autoridad federal”.

Sin embargo y como lo señala el licenciado José María González, mientras como sociedad no se combata el origen del problema, será difícil que las autoridades en su conjunto resuelvan el problema.

Al exponer las cifras aportadas en la última Encuesta Nacional Contra las Drogas 2011-2016, elaborada por la Comisión Nacional Contra las Adicciones, se anota que el aumento en el consumo de drogas de nuestros jóvenes sigue a la alta, ya que ha crecido un 47% en jóvenes menores de edad; en adultos mujeres es de 101%.

“Por eso es complejo intentar sacar de las calles a quienes comercian con sustancias prohibidas, cuando no solo no hemos avanzado, si no que siguen creciendo los adictos principalmente a la metanfetamina, comúnmente conocida como cristal. 

“Y es de reconocerse las cifras aportadas con motivo del cierre de año, en donde las corporaciones que vienen ejerciendo funciones preventivas, han logrado sacar de las calles a miles de adictos y comerciantes de estupefacientes y psicotrópicos, y al ser puestos a disposición de la autoridad investigadora de delitos, estos se vean limitados a mandarlos a afrontar su juicio, pero desde la comodidad de su domicilio por el nuevo código nacional que no prevé la prisión preventiva para los envenenadores de nuestras calles. Conducta que en la anterior legislación sí contemplaba seguir el proceso en prisión, mientras el sistema a que nos sometió la federación, le da ese beneficio de seguir defendiéndose desde la comodidad de su casa o desde la ‘tiendita´ que nuevamente manejan y que les reditúa buenas sumas de dinero”. 

El alto funcionario de la PGJE reflexiona si este no es el estado que queremos, pongamos nuestro empeño en exigir a las autoridades que cumplan con su obligación de detener y someter a juicio de los comerciantes de drogas, pero también hay que revisar y aportar mejores herramientas para quienes operan el sistema y pugnar para que la prisión sea para quienes viven de la venta de drogas, puesto que es sumamente sencillo entender, que por más detenciones que existan por las policías, mientras la autoridad no pueda dejarlos bajo las rejas por cuestión de legislación, los seguiremos viendo en las calles.