Portada

Uso constante de audífonos puede causar daño auditivo: IMSS

Tijuana BC.- Los audífonos se han vuelto parte de la vida diaria, sin embargo, escuchar música con volumen demasiado alto puede aumentar el riesgo de sufrir pérdidas auditivas e incluso provocar sordera, por ello, el doctor José Luis García Arcadia, director del Hospital General Subzona (HGSZ) número 6 recomendó el uso moderado de estos dispositivos.

Explicó que entre 20 y 30% de los adultos sufren de disminución del sentido auditivo;  algunos corresponden a problemas no detectados desde la infancia, otros debido al desgaste natural de este sentido y en la población que se encuentra entre  16 y 40 años,  debido al uso constante de teléfonos celulares y audífonos.

Detalló que los ruidos que se consideran dañinos son a partir de 85 decibeles, por ejemplo, el ruido del tráfico o el zumbido de un refrigerador, el motor de las motocicletas y tractores para cortar el césped llegan a 90, los reproductores de música MP3 pueden llegar a 100 decibeles  y un concierto entre 110 y 120.

García Arcadia señaló que la aparición intermitente de un zumbido en algún oído, la dificultad para entender o identificar palabras en una conversación y la incomodidad de escuchar sonidos agudos, son de las primeras manifestaciones de pérdida progresiva de la audición, que hacen necesaria la visita al médico.

Recomendó que al escuchar música, se haga a un volumen moderado, esto permite oír lo que ocurre alrededor y al mismo tiempo, evitar gritar para ser escuchado.

Dijo que las personas que trabajan en empresas con atención a clientes que utilizan la diadema o audífonos completos, así como operadores de maquinaria pesada y músicos, están expuestos a los altos decibeles y corren  el riesgo de sufrir sordera si no usan dispositivos que filtren y reduzcan el sonido ambiental.

El especialista advirtió que el ruido puede destruir las células nerviosas encargadas de la audición y el daño es irreversible, lo que hace necesario utilizar prótesis auditivas, medicamentos oxigenantes y vitamínicos que coadyuven a una mejor calidad para escuchar, aunque la función auditiva nunca se va a recuperar al 100 por ciento.

Recomendó a los derechohabientes y población en general, acudir a su Unidad de Medicina Familiar (UMF) en caso de algún principio de pérdida de audición para ser valorados con audiómetros y equipos de emisiones otoacústicas, que permiten conocer qué tanto escuchan y la calidad con la que lo hacen.