Salud

Cuida tu salud bucodental y acude al dentista siempre que sea necesario

Los mejores métodos para obtener una boca perfecta, así como una sonrisa blanca y en perfecto estado.

La salud es siempre lo más importante, y por eso es necesario atender a nuestro organismo lo máximo posible, tanto por dentro como por fuera. Y acudir a los distintos médicos y especialistas existentes para un chequeo al menos, anual. Uno de los ámbitos saludables que más solemos descuidar los españoles es la salud bucodental, siendo esta mucho más importante de lo que a priori pudiéramos pensar, y no solamente por higiene o por estética, que también.

Debemos de cuidar nuestros dientes, una bonita sonrisa lo es todo

Sin embargo, se debe de tener un excesivo descuido con respecto a la higiene bucodental para contraer infecciones, enfermedades y padecimientos que puedan acarrear consecuencias graves. En términos generales, tan solo deberemos de ocuparnos de realizar una limpieza constante, o de remediar los contratiempos que vayan surgiendo, como por ejemplo la separación y/o desviación de los dientes (uno de los problemas más comunes, sobre todo en los más pequeños). Lo cual podrás solucionar gracias a los brackets.

Bien es cierto que los aparatos ortopédicos son en un principio algo molestos, y que a nivel estético no suelen encajar muy bien socialmente, pero actualmente las técnicas modernas han avanzado mucho en este sentido y es posible utilizar brackets invisibles, por lo que no tendrás que tener “miedo” a ningún tipo de rechazo social, ya que apenas se notarán. Además, en cualquier caso, a nivel estético y social será mucho peor tener una dentadura con desniveles o con los dientes torcidos, por lo que siempre es preferible pasar algún tiempo con aparato para corregirlo. Quizás, la molestia que supone sea lo más difícil de sobrellevar, pero es algo lógico si tenemos en cuenta qué es lo que hacen exactamente. De hecho, existen aproximadamente 10 razones porque duelen los brackets, aunque las más comunes suelen ser estas:

 

  • La colocación de la ortodoncia suele ser lo más doloroso, ya que se trata de un elemento algo intrusivo y extraño para tu boca que antes no estaba ahí, por lo que generará una serie de complicaciones naturales que serán fácilmente solventadas con el paso del tiempo y tu habituación a los mismos.

 

  • Tendrás que adaptarte a masticar con ellos, y hacerlo de forma lenta, o de lo contrario te podrían doler los dientes.

 

  • La presión de la ortodoncia causará molestias leves, sobre todo cada vez que se ajusten los brackets.

 

  • El hecho en sí mismo de la alineación de los dientes que se produce gracias a este aparato puede ser una molestia constante a la que deberás de acostumbrarte.

El blanqueo de dientes, otra de las prácticas más habituales para recuperar tu sonrisa

A veces, fruto de la dejadez en la higiene, o en otras, debido al propio esmalte natural de nuestros dientes, vemos cómo estos se tornan amarillentos, o se acumula algo de sarro en los mismos. Por este motivo, siempre es bueno realizar un blanqueamiento dental cada cierto tiempo. Para ello, ni siquiera necesitaremos acudir al dentista, ya que existen remedios caseros para blanquear tus dientes en la comodidad de tu hogar, sin necesidad de pagar a un especialista ni la ayuda del mismo.

Como blanquear los dientes en casa es algo mucho más sencillo de lo que a priori puedas llegar a pensar, aunque se trata de un proceso algo agresivo, por lo que no se trata de una técnica de blanqueamiento que puedas utilizar a diario. Normalmente, se suele aconsejar dejar entre uno y tres meses por cada sesión de blanqueamiento casera. El método más efectivo para volver a tener tus dientes blancos es utilizar una solución de bicarbonato con limón, y utilizarlo para frotar tus dientes como si se tratase de una pasta normal y corriente.

Así, y tras un correcto y abundante cepillado, comenzarás a ver los resultados. Debes de tener cuidado también con la alimentación y las bebidas con colorante que consumas en el resto del día, ya que pueden estropear dicho proceso. Espera al menos 24h para consumir estos tipos de alimentos, o de lo contrario no habrás conseguido tu objetivo de blanquear los dientes.

Síndromes raros que afectan a la boca

El dentista se suele enfrentar también a una serie de síndromes raros y patologías extrañas que afectan a la cavidad bucal y que, como es lógico, los pacientes acuden a él tras los primeros síntomas debido a que se trata del médico experto en dicho campo.

En concreto, el síndrome de la boca ardiente es uno de aquellos más comúnmente diagnosticados por estos profesionales, y se trata de una serie de sensaciones muy molestas para el paciente, el cual comienza a sufrir alteraciones sensoriales en dicha zona en forma de dolor, picor, ardor e inclusive pinchazos. Por lo que la gran mayoría de los sujetos suele acudir de inmediato al dentista, asustados.

Pese a que las causas más habituales pueden ser alergias o exceso de estrés, mordidas en la boca, etc. También es posible que sea un síntoma de anemia, entre otras muchas cosas. Por lo que realmente conviene realizar siempre análisis varios (y siempre bajo la supervisión de un médico especialista como el dentista) para poder conocer así qué tipo de patología es exactamente, así como la gravedad de la misma. Y ponerle solución definitiva, claro está.

Articulos relacionados