Salud

Diabetes, un riesgo para la salud

Aunque lo más conocido es el elevado nivel de glucosa en la sangre, la diabetes es una enfermedad que tiene otras consecuencias.

Cuando se habla de la diabetes, todos sabemos que se trata de un problema de salud caracterizado por tener niveles de azúcar altos en la sangre. Hay varios tipos de diabetes, aunque todos ellos afectan a la capacidad del organismo para producir insulina, la hormona responsable de controlar estos niveles. Aunque esta enfermedad tiene relación con diferentes problemas de salud, en especial la de tipo II, que es la que exige tomar medidas más concretas para cuidar de nuestro cuerpo. Los expertos recomiendan no dejar pasar un solo día en caso de que se nos haya diagnosticado.

No afecta solo a la población adulta

Uno de los mitos sobre la diabetes que se han desmontado es que es una enfermedad de gente mayor. Hasta hace relativamente poco se pensaba que los niños no podían padecer el tipo II. Sin embargo hay cada vez más casos de este problema entre la población infantil, en parte debido a los malos hábitos alimenticios que tenemos tanto los adultos como los pequeños.

Estos hábitos y el consiguiente riesgo de diabetes afecta al sistema cardíaco, motor de todas las funciones de nuestro cuerpo. Si no se controla, puede aumentar el riesgo de infartos o ictus, que llegan a ser mortales. Por ello, algunos tratan de encontrar como revertir la diabetes tipo 2 y evitar en la medida de lo posible este grave riesgo.

Quienes no se han tratado adecuadamente pueden padecer también problemas en la vista, el funcionamiento cerebral y hasta infecciones en los dedos de los pies que llevan a amputaciones. Los profesionales que atienden estos casos avisan de que es fundamental llevar un control exhaustivo de los niveles de glucosa y tomar medidas cuando estos se desequilibran.

Causas de Diabetes tipo II

El tipo 2, que es el más peligroso, tiene como causas principales un aumento en el peso corporal y problemas de salud como el denominado síndrome metabólico, que afecta al sistema circulatorio y a la capacidad del cuerpo para metabolizar el azúcar que se consume. Además, un exceso de azúcar en la alimentación también puede llevar a sufrir esta enfermedad. Productos como la bollería industrial, salsas y otros alimentos elaborados tienen un alto contenido en azúcares.

Otro de los problemas que pueden incrementar el riesgo de diabetes es no cuidar de nuestra salud. No hacer ejercicio, comer mal o dejar a un lado los signos que nos indican que nuestro cuerpo no está bien pueden ponernos en peligro. También hay indicios de que la herencia genética puede predisponer a algunos a sufrir de esta.

Cómo controlar el nivel de azúcar si se tiene diabetes

En caso de saber que tenemos esta enfermedad, hay una serie de pautas que podemos seguir para que nuestro organismo regule mejor la cantidad de azúcar que hay en la sangre. Por ejemplo, eliminar en la medida de lo posible la comida rápida, aquellos alimentos que solo aporten grasa e hidratos pero no nutrientes o hacer ejercicio a diario.

Tal vez sepas que la de tipo II no puede curarse. Si ya la padeces, tu médico te lo habrá advertido. Es una enfermedad con la que se están haciendo muchas investigaciones, aunque por el momento no se ha dado con la clave para hacerla desaparecer. Sin embargo, tomar medidas para mejorar nuestro cuerpo puede hacer que este note los cambios, además de llegar a reducir la cantidad de insulina sintética que se necesita. Sea que la tengas o que la quieras prevenir, es importante tener en cuenta estos consejos.

Articulos relacionados