Salud

La forma correcta de llevar una dieta vegetariana durante el embarazo

La duda sobre si una dieta vegetariana es correcta durante el embarazo es bastante común, ya que se sabe que la carne tiene nutrientes y vitaminas que no se encuentran en la mayoría de las frutas y verduras. Pese a ello, tienes que saber que sí es posible y seguro llevar una alimentación vegetariana durante el embarazo.

Llevar recetas vegetarianas durante el embarazo es posible, pero se tiene que tener mucho cuidado con los alimentos que se consumen y la variedad de los mismos. Esto significa que tienes que planear tus comidas para asegurarte que éstas incluyan todos los nutrientes esenciales para tu cuerpo y para el correcto desarrollo del bebé. Debes incluir todas las vitaminas, minerales, nutrientes y proteínas que el bebé necesita.

Se recomienda llevar una dieta vegetariana en lugar de dieta vegana, ya que esta última no incluye ningún producto que tenga origen animal, como pueden ser carnes, aves, pescados, huevos, lácteos, miel, etc. Esto hace que sea más complicado encontrar todos los nutrientes que el bebé necesita para su correcto desarrollo.

Es posible que necesites alimentos fortificados o suplementos vitamínicos para que te asegures de ingerir todos nutrientes necesarios que no puedas obtener con facilidad en tu dieta. Antes de consumir cualquier suplemento o multivitamínico, es importante que visites a tu médico de confianza.

Comer durante el embarazo es muy importante, ya que de esta forma el bebé recibirá todo lo que necesita para su crecimiento y pueda que llegar a este mundo con la mejor salud posible. Por esta razón, a continuación te daremos algunos consejos para ayudarte a seguir una dieta vegetariana durante el embarazo:

La calidad de los alimentos

Está claro que no es comida de perros, así que antes de mencionar algunos de los nutrientes necesarios durante el embarazo, tenemos que recalcar la importancia de que sean alimentos de buena calidad y que no contengan químicos que afecten la calidad nutricional de los alimentos.

Una de las mejores cosas que puedes hacer es comprar productos ecológicos de buena calidad que se encarguen de proporcionar todos los nutrientes y las vitaminas necesarios, mejorando tu salud y la de tu bebé.

Proteínas

Es muy importante que consumas alimentos ricos en proteínas: huevos, lácteos, leguminosas, nueces, semillas y productos de soya.

Zinc

Un mineral que no puede faltar en la dieta de ninguna persona, especialmente una mujer embarazada. Lo cierto es que hay una gran cantidad de alimentos ricos en Zinc, por lo que no deberías tener ningún problema para consumirlo.

Algunas de tus mejores opciones son: cereales fortificados, frijoles, productos de soya, nueces, semillas, queso y germen de trigo.

Hierro

Lo más seguro es que las vitaminas prenatales que consumas tengan hierro, pero de cualquier forma es bueno que incluyas alimentos aportan este mineral.

Calcio

Mucho se ha hablado sobre la importancia del calcio en el desarrollo de un bebé. Algunos de los alimentos ricos en calcio son: Leche, queso, yogur, frijoles blancos, almendras, hortalizas de hoja verde, soya, jugos de frutas y leche de almendras.

Vitamina D

Esta vitamina facilita la absorción del calcio, por lo que es de gran ayuda para el desarrollo del bebé. La leche de vaca, el jugo de naranja, el arroz o las almendras son alimentos ricos en vitamina D.

Vitamina B12

La vitamina B12 juega un papel muy importante dentro del desarrollo del cerebro del pequeño. Si logras consumir varias porciones de productos lácteos lo más seguro es que obtengas las cantidades necesarias de esta vitamina, pero si evitas los lácteos y todos los productos derivados de la leche, entonces tienes que asegurarte de consumir alimentos fortificados con esta vitamina.

Esta vitamina se puede obtener en algunos productos hechos a base de soya o en leche de avena y arroz. Los cereales de desayuno también son una buena opción. Revisa que tus vitaminas prenatales contengan vitamina B12.

La salud de tu bebé comienza con tu alimentación y los buenos hábitos. Consume alimentos de calidad y asegúrate de darle a tu bebé todo lo que necesita. No dejes de informarte y aprender sobre una alimentación balanceada para un bebé.

Articulos relacionados