Salud

Melatonina: conoce mejor la hormona del sueño

La falta de un sueño reparador hace que nuestro organismo no funcione adecuadamente. Uno de los factores principales puede ser la falta de melatonina.

Uno de los principales problema de salud que padecemos hoy día son los trastornos del sueño. Dormir mal o sufrir jet lag después de un largo viaje pueden hacer que nos sintamos mal, excesivamente cansados y que no nos podamos concentrar adecuadamente. En algunos casos esto puede ser muy peligroso, sobre todo si trabajamos en algo que requiere mucha atención. Uno de los motivos por los que ocurre esta falta de sueño reparador es que nuestro cuerpo no produce suficiente melatonina.

Qué es la melatonina

La melatonina es una hormona que produce el cerebro aproximadamente una hora y media después de irnos a dormir. Esta hace que durmamos más profundamente y que el organismo se regule, descansando mejor y sintiendo al despertar que nos hemos recuperado.

Es importante saber que para que el cerebro segregue esta hormona, necesitamos estar a oscuras y seguir unas pautas regulares de descanso. La luz artificial o no tener una hora de irse a dormir dificultan que el organismo produzca melatonina y por tanto descansamos mucho peor.

Problemas de salud producidos por falta de melatonina

Descansar mal no es el único problema que se deriva de la falta de melatonina. Hay estudios que relacionan esto con ciertos tipos de cáncer, con el desarrollo normal del crecimiento e incluso con el sistema inmunitario.

Por tanto, tener un nivel adecuado de melatonina no solo es una cuestión de sentirnos más descansados después de una noche de sueño. También es una cuestión de salud general que no podemos desatender.

Algunas enfermedades neurodegenerativas como la fibromialgia podrían tener relación con la falta de esta hormona. También se acentúan los casos de depresión debido a que el cerebro no consigue el descanso que necesita.

¿Cuál es la dosis recomendada de melatonina?

La falta de descanso y otros problemas como los que hemos mencionado hacen que en ocasiones se necesite aumentar la melatonina de forma artificial, a través de preparados sintéticos que la contienen. En estos casos, es importante tener en cuenta algunas recomendaciones.

Por ejemplo, se debe consumir melatonina dosis adecuada. Los expertos no recomiendan tomar más de 800 miligramos al día, suficiente para conseguir los efectos que se buscan. Incluso en dosis más pequeñas la melatonina actúa como se espera. La dosis que se suele prescribir rara vez excede los 5 miligramos.

El exceso de esta hormona en su forma sintética no es tóxica, aunque sí que hay efectos secundarios como somnolencia, dolores de cabeza o diarreas que pueden aparecer. Por tanto, es importante consumir la dosis adecuada y consultar con un especialista en caso de sentir alguno de estos síntomas.

También existen ciertos grupos con los que se debe actuar con cautela. En niños y mujeres embarazadas o que estén dando de mamar se desaconseja, ya que puede interferir en el funcionamiento adecuado de otras hormonas. También en personas que tienen tratamiento con inmunosupresores debido a un trasplante o quienes tienen la tensión alta.

Si vas a conducir, no deberías tomar melatonina cuando lo hagas, ya que se puede reducir la capacidad de reacción.

También es conveniente tener cuidado si estás tomando otros tratamientos, incluso aunque estos sean naturales. Ya que pueden producirse reacciones negativas.

La ventaja que tiene la melatonina sintética es que se puede adquirir fácilmente y sin receta. De hecho, en muchos países se comercializa como un suplemento normal que estimula el sueño y puede ayudar a mejorar su calidad. También se puede encontrar en preparados destinados a descansar mejor.

Articulos relacionados