Peligroso nadar en la presa, advierten bomberos

Tijuana BC (Redacción) 31 de marzo de 2015.- La Dirección de Bomberos, de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, advierte a los paseantes que acuden a las presas cercanas, que eviten meterse a nadar ya que ponen en riesgo su integridad física y hasta la vida.

Los paseantes deben evitar poner en riesgo su integridad física y hasta la vida

Tijuana BC (Redacción) 31 de marzo de 2015.- La Dirección de Bomberos, de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, advierte a los paseantes que acuden a las presas cercanas, que eviten meterse a nadar ya que ponen en riesgo su integridad física y hasta la vida.

Desde el pasado fin de semana, con el aumento de la temperatura y debido a que en la Semana Santa y en el verano algunas personas acostumbran visitar y refrescarse en las aguas de las presas “Abelardo L. Rodríguez” y “El Carrizo”, personal de Bomberos desplegó un operativo para prevenir alguna desgracia.

El director de Bomberos, Carlos Gopar Uribe, explicó que la intención de colocar vigilancia en esa área de ninguna manera significa invitar a la gente a que se meta, porque las presas no están diseñadas para nadar o realizar ninguna actividad recreativa acuática, aunque esto sea permitido en algunos estados del sur del país.

Enfatizó que eso no ocurre en las presas de Tijuana, por la flora que crece en ellas, que las convierte en trampas mortales para los bañistas.

Gopar Uribe comentó que algunas personas buscan por dónde meterse, al serle prohibido el paso por las instalaciones de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

En consecuencia personal de la Dirección de Bomberos hizo un recorrido previo por los ranchos pequeños aledaños a las presas, y si los dueños o los administradores cobran por el acceso y sucede alguna desgracia, tendrán que enfrentar las responsabilidades que estipula el Reglamento para la Prevención, Control de los Incendios y Siniestros para la Seguridad Civil de este municipio.

Según dicho ordenamiento, apuntó, al cobrar por el ingreso se convierten en prestadores de un servicio, por lo que deberían contar al menos con un salvavidas y otras medidas para enfrentar una emergencia.

En cualquier caso, como las presas son áreas inadecuadas para diversión o entretenimiento, si llega a ocurrir una desgracia tendrán que hacer frente a su responsabilidad.

El director de Bomberos reconoció que algunos paseantes ni siquiera entran por los ranchos, sino que lo hacen por veredas o caminos difíciles de vigilar.

Como medida preventiva la Dirección de Bomberos colocó, en sitios considerados estratégicos, letreros que prohíben meterse al agua, para que acaten esa instrucción y no creen problemas a personas de buena fe, pues deben comprender que al hacerlo también ponen en riesgo su integridad física y hasta la vida.