Tecnología

Espiar whatsapp es rápido y fácil. Te contamos porqué debes aumentar las precauciones de seguridad

Los hackers no descansan, pero si haces caso a lo que te contamos, no vas a tener problemas con ellos.

¿Sabías que cerca del 99% de usuarios que usa apps de mensajería en su teléfono móvil usa WhatsApp?, ¿sabías también que España es el país de Europa donde más se usa esta aplicación? La simplicidad de este programa, lo tremendamente útil que se ha vuelto y la gran ventaja que ofrece, permitiendo a cualquier persona comunicarse con otras sin tener que correr con ningún coste adicional, lo ha convertido en el gran rey de las tiendas de aplicaciones.

El problema que hay cuando una app se vuelve tan popular es que cada vez más información sensible se mueve por él, y también cada vez hay más personas interesadas en romper su seguridad para tener acceso a esa información. Ni que decir tiene que esto es ilegal, pero la realidad es algo evidente. Espiar Conversaciones De WhatsApp hoy en día es tremendamente sencillo.

No hace falta ser un experto en informática, ni siquiera tener una base de conocimientos. Casi cualquiera, amigo de lo ajeno o no, puede entrar a una web del estilo de EspiarWapp.com para atacar el terminal de otra persona y acceder a todas sus conversaciones. Por eso mismo, es fundamental que todo el mundo sea consciente no solo de los peligros que hay en internet, sino también de las medidas que se pueden llevar a cabo para evitar problemas.

Precisamente de esto último vamos a hablaros. Para que no tengas ningún percance por que alguien se haya colado en tu smartphone y registrado todos tus datos personales, vamos a darte una serie de consejos y pautas que debes seguir a rajatabla para fortalecer la seguridad de tu móvil. No son complicados, y puede incluso que alguno de ellos ya los hayas seguido sin darte cuenta; pero desde luego son totalmente necesarios para, en la medida de lo posible, conseguir que nadie te ataque.

Descarga las aplicaciones solo desde tiendas oficiales

Que no se te ocurra entrar a una página web desconocida para descargar una app en tu teléfono. La mayoría de estos lugares cuenta con aplicaciones que llevan código malicioso, pensado para tener acceso a todos tus datos y hackearte sin que te des cuenta. ¿Cómo se puede evitar eso? Acudiendo siempre a las tiendas de apps oficiales, iTunes o Google Play. En ellas se hacen continuas revisiones para comprobar la transparencia del software a descargar para velar por la seguridad de los usuarios.

¿El bloqueo de pantalla?, siempre

Es una de las opciones más sencillas y más efectivas de nuestro smartphone. Si no lo has hecho ya, entra en los ajustes y activa el bloqueo de pantalla tanto pulsando un botón como por inactividad. Para desbloquear, elige un código, un patrón o tu huella dactilar. Es tremendamente preferible esta última vía, si el teléfono tiene lector, ya que la huella es algo imposible de replicar para una persona normal.

Verificación exhaustiva de aplicaciones

Si eres de los que no se fían siquiera de las tiendas oficiales de apps, entonces tenemos algo más que contarte. Entra en el apartado de seguridad que se encuentra en los ajustes de tu terminal, en caso de contar con un sistema operativo Android. Una vez ahí, busca las opciones “Mejorar la detección de aplicaciones dañinas” y “Buscar amenazas de seguridad en el dispositivo”. Son mucho más rigurosas y exigentes y no permiten la instalación de nada cuya seguridad esté totalmente certificada.

Cifra todos los datos de tu móvil

La última de las medidas es la más potente y lenta de todas. Es posible que ya tengas a alguien dentro de tu móvil, pero si activas el cifrado de datos le será imposible entender nada de la información que este contenga. Activarlo es tremendamente sencillo, pero el proceso ya no lo es tanto por el tiempo que requiere. Se tarda una hora, o más, en que se encripte toda la información de la memoria. Además, al reiniciar el teléfono, este ha de desencriptarlo todo, lo que implica un mayor tiempo de arranque.

Siguiendo a rajatabla estas cuatro medidas y, por supuesto, llevándolas a cabo, será mucho más difícil que alguien espíe tu WhatsApp o siquiera pueda colarse en tu teléfono móvil. Pero hay que tener cuidado, al igual que la carrera de la tecnología, la de los piratas nunca descansa, y siempre están buscando una nueva forma de atacar.

Conviene no ceñirse solo a esto y buscar más posibilidades que refuercen la seguridad del teléfono móvil. En la actualidad hay hasta antivirus y firewalls que hacen exactamente las mismas funciones que en ordenadores domésticos y portátiles. Si han ido bien en aparatos de este calibre, ¿por qué no iban a hacerlo en algo más pequeño?

Articulos relacionados