Facebook messenger para empresas

Cada vez más empresas utilizan Facebook Messenger.  Se estima que más de 800 millones de personas en el mundo usan Facebook Messenger.

Cada vez más empresas utilizan Facebook Messenger.  Se estima que más de 800 millones de personas en el mundo usan Facebook Messenger. Algo importante es que es posible utilizarlo incluso por las personas que no tiene un perfil como tal en la red.

Estamos ante una interesante manera de que se conecten los clientes presentes y futuros en una red social tan utilizada como es Facebook. No debemos olvidar que una buena parte de los usuarios de Facebook entran desde sus teléfonos móviles. Si tu firma empieza a hablar con ellos, es desde luego una forma más cercana de comenzar la relación con el cliente, por lo que tiene gran utilidad el poder usar esta herramienta en la página de tu empresa o para la que trabajes.

Vamos a hablar de los pasos necesarios para que puedas utilizarlo fácilmente.

Descargar Facebook Messenger es una magnífica opción que que puedes utilizar. Sin más dilaciones vamos con ello ¿no?

Primer paso: habilitación de los mensajes de tu página de Facebook

Hay que tener claro que en esta página de empresa de Facebook se puede enviar y recibir mensajes vía chat, pero la opción debe ser habilitada para poder usarse. Si quieres ponerte con ello, no tienes más que ir al menú que dice “Configuración” y en “Mensajes”, tienes que seleccionar la opción que hace posible que las personas puedan ponerse en contacto con tu persona de manera privada.

En caso de que veas que recibes una multitud de mensajes superior quizá a la que puedes atender, lo mejor es pensar en deshabilitar la opción hasta que puedas encontrar el momento para hacerlo o que un profesional pueda hacerlo en tu lugar.

Segundo paso: configuración de las características con las que cuenta tu Messenger

En Facebook Messenger tienes dos características que es posible configurar en la página de empresa: son las respuestas que se dan de forma instantánea y el tiempo de respuesta. Si lo que quieres es configurarlas hay que ir al menú de antes y entrar en un apartado que se llama “Mensajes” y lo tienes justo en la columna situada a la izquierda.

El tiempo de respuesta lo puedes ver en la sección de información que tienes en tu página y lo que hace es decirte el tiempo que sueles tardar de promedio en contestar a un mensaje, pero es posible seleccionar otra clase de opciones. Si quieres hacerlo, solo tienes que ir a la sección de “Mensajes” y optar por la que más te convenga. Lo mejor es dejarlo así, aunque suena muy bien lo de responder de manera inmediata, mejor que no mentir a los clientes y que luego les hagamos esperar, eso dará mala imagen vuestra y de la empresa en cuestión.

Si hablamos de las respuestas inmediatas, Facebook hace posible que se pueda escribir una respuesta de 250 caracteres que es enviada automáticamente cuando alguien se ponga en contacto contigo. Esto, básicamente lo que permite es que ganes tiempo y así el cliente mientras puede esperar no sintiendo que nadie le hace caso.

Tercer paso: la creación de modelos de respuesta

Contar con varios mensajes ya escritos previamente hace que pierdas menos el tiempo y seas más efectivo en tus respuestas. Esta clase de respuestas hace que puedas contestar con solo un clic. Es posible también darle un toque personal cuando le añades el logo de tu firma o añadiendo un producto que en ese justo momento se encuentre de oferta.

Puedes también incluir el nombre de la persona que justo en ese momento está hablando contigo para que aumente la sensación de ser un contacto más personalizado, algo que esta red social puede hacerlo por ti.

Cuarto paso: añadir etiquetas e incluso poder anotar datos sobre tu clientela

El Messenger de Facebook permite poder añadir etiquetas a los perfiles de las personas que vayan a ponerse en contacto con tu empresa. Esto es bastante interesante, ya que junto a las propias etiquetas de Facebook, es posible crear otras de gran utilidad para la organización más personalizada de las conversaciones, como cuando “Mandar email” por ejemplo.  Esto merece mucho la pena si la página de la empresa cuenta con más de un administrador.

Igualmente, es posible ir añadiendo notas con las que poder hacer un seguimiento de un pedido o de una gestión, lo que pueda solucionar problemas al cliente en buena medida.

¿Merece la pena entonces Facebook Messenger?

Si necesitamos tener un contacto con nuestros clientes más directo y eficaz, la solución que nos presenta Facebook con su herramienta es bastante eficaz, para ello necesitamos tiempo de adaptación e ir implementando las opciones que más nos convenga cara a iniciar y mantener en el tiempo esa relación iniciada. Esperamos que esta información os haya sido de utilidad, en caso de necesitar contar con más conocimientos sobre el tema contáis con Más información aquí.