Tecnología

¿Qué esperar del marketing de contenidos en 2018?

A pesar de que desde hace años tratan de destronarlo, el contenido sigue siendo el rey. Siempre que se adapte a los cambios.

Según datos de la revista Forbes, la inversión en content marketing es una de las que más está aumentando. Casi la mitad de las empresas están reforzando su plantilla con personal especializado en este tipo de estrategias, y 3 de cada 4 gastará más dinero en crear contenidos. Una muestra más que evidente de que se trata de algo que está funcionando muy bien. De hecho, en el mundo de habla hispana prácticamente todas las empresas están desarrollando una estrategia de marketing de contenidos.

El contenido funciona y sigue siendo el rey

Uno de los atractivos que tiene esta estrategia es que no se centra tanto en vender, sino en aportar valor, darle al usuario algo que le permita conocer a la marca que hay detrás del producto. Aunque es evidente que lo que se busca es aumentar el volumen de ventas, las estrategias que tratan de poner delante de los ojos un producto no funcionan. Los clientes demandan algo más, que les empuje a plantearse después el comprar a esta y no a otro marca lo que buscan.

El contenido en 2018: de calidad y original

La calidad del contenido es uno de los factores clave para que el público se sienta atraído, pero en el año que entra no basta solo con esto. Se busca contenido original, que no se haya publicado en ningún otro sitio y aporte algo diferente a lo que ya circula.

Algunos ejemplos de cómo el contenido original es el que se impone lo tenemos en las plataformas de vídeo bajo demanda, como Netflix. Estos canales están haciendo una fuerte inversión en la creación de contenidos propios porque es lo que más consumen sus clientes. Esto no se aplica únicamente al contenido audiovisual, sino que es una estrategia ligada al marketing con contenidos de todos los tipos.

Por tanto, no te centres únicamente en la idea de ofrecer contenido de gran calidad, que también es importante. Si quieres que funcionen tus contenidos además deben ser originales y únicos.

El vídeo se sigue imponiendo

El vídeo empieza a ser un serio rival para el resto de contenidos. Por ello, muchas empresas están abriendo canales en Youtube y otras plataformas, para crear contenidos en un formato dinámico y que funciona bien en estrategias de redes sociales. No hay más que ver cómo Facebook o Instagram también ofrecen esta opción.

Aunque no desaparecerán el resto de formatos, en 2018 el contenido en vídeo deberá estar presente en toda estrategia de marketing. Y no solo los vídeos grabados, sino las emisiones en directo y aquellos que tienen fecha de caducidad. De hecho, estos vídeos son los que mejor están funcionando, ya que crean una sensación de exclusividad que llama mucho la atención.

Influencers como apoyo a los contenidos

Además de la creación de contenidos propiamente dicha, la difusión de estos es fundamental. De ahí que haya surgido la figura del influencer, un usuario con gran presencia en redes sociales que siguen muchas otras personas. En muchas ocasiones, lo que ellos dicen acerca de una marca o de un contenido se toma como algo a tener en cuenta, tanto si es de forma positiva como negativa.

Por ello, una estrategia de contenidos debe tratar de captar la atención de estas personas influyentes, bien mediante incentivos o estudiando muy bien a este personaje para darle lo que quiere y le interesa difundir. Al fin y al cabo, el contenido no sirve si no llega a los usuarios, por muy bueno que sea. Y esto es algo que seguirá siendo así en 2018.

Articulos relacionados