Comunidad

Pisos modernos: ideas para que nunca pasen inadvertidos

on

Tijuana BC 22 de marzo de 2019.-Hay espacios que pasan por completo desapercibidos porque no se consideran lo suficientemente importantes. Los pisos son parte de ellos, cuando debería ocurrir todo lo contrario. Al igual que las baldosas en la cocina o los lavabos en los baños, los pisos no sólo son funcionales, sino que junto con las paredes son los cimientos del hogar. De ahí que escoger las mejores piezas, así como velar por su cuidado, hará que la casa siempre tenga una apariencia moderna.

¿Cuáles son los mejores materiales para pisos?

En el mercado existen un sinfín de opciones, pero hay escoger el tipo de piso que mejor se adapte a los requerimientos del hogar. Entre los más populares se encuentran el mármol, terrazo, madera y granito. Para cada uno de estos materiales debe realizarse un pulido de pisos que garantice su conservación con el paso de los años.

Los pisos de concreto y granito pueden usarse en áreas como la cocina, ya que son piezas lisas, lo que facilita la limpieza de estos espacios.

Los pisos de madera son ideales para espacios abiertos como jardines y terrazas, pero también para los cuartos, porque le aporta una calidez especial al lugar destinado para el descanso.

Más allá del tipo de piso, es necesario conocer algunas claves para mantenerlos siempre en buen estado como:

  • Usar productos especializados para cada material.
  • Procurar alzar el mobiliario en lugar de arrastrarlo para evitar rayones y deformaciones.
  • Realizar limpiezas continuas, las cuales pueden ser en profundidad o hacer la tarea cotidiana de retirar el polvo.
  • Acudir a profesionales en caso de requerir una renovación para este elemento.

El mármol: elegante y duradero

Los pisos de mármol son la opción predilecta para los salones. Los diferentes tipos confieren distinción a este espacio, donde no sólo se reúne la familia, sino que es el lugar de encuentro para invitados y amigos.

El mármol, un material muy demandado para pisos, destaca por ser una pieza única. Dota de gran autenticidad y elegancia a los espacios. Existen diferentes tipos, pero ninguno está exento de los cuidados como el pulido de mármol para mantener su originalidad.

Siglos de utilización como material de construcción de calidad inigualable respaldan al mármol, y le confieren esa distinción tradicional que hace que sea el elemento preferido cuando se trata de buscar la elegancia y durabilidad en los pisos.

En el mercado actual existen diferentes tipos de mármol, cada uno con características que los hacen muy apreciados.

Mármol Santo Tomás

Por su color gris y algunas vetas blancas delgadas, es muy minimalista. Su aspecto neutro es ideal para espacios como salones, terrazas y cocinas. Aunque también conviene para habitaciones y salas de baño. En algunas ocasiones se aplican ciertos productos para modificar su estado natural y lograr ajustarlo al estilo que se quiere.

Mármol Travertino

Tiene una tonalidad miel o ambarina clara, debido al hierro y azufre amarillo presente en su composición, el cual le aporta una belleza que se resiste al paso del tiempo. Es el mármol predilecto para interiores y exteriores, así como para espacios como oficinas y recintos empresariales.

Mármol Crema Marfil

Es el resultado de un proceso de erosión en piedras con compuestos orgánicos. Goza de gran reputación entre arquitectos y decoradores. Y si los expertos lo prefieren, es por la singularidad de su composición, que puede arrojar diversas tonalidades, como aguas oscuras, grano de arroz y aguas claras.

¿Qué debe saberse para un pulido insuperable?

Antes de pensar en el pulido de pisos de mármol y su abrillantado conviene realizar un pulido con un lijador o pulidor porque asegura una limpieza en profundidad para retirar daños o imperfecciones, pero también suele eliminar algunos centímetros de superficie.

Debe ser realizado por un profesional. En caso que el piso se encuentre en muy mal estado, hay que llevar a cabo un desbastado de piso o una renovación profunda, para nivelar y procurar el buen estado de los pisos.

Luego, ya se puede proceder al abrillantamiento. Para eso hay que:

  • Usar un paño seco o de microfibra, para evitar rayones u otras deformaciones en la superficie.
  • Sólo se necesita agua para extraer una mancha superficial. No hay que alarmarse ni comprar productos caros, ya que serán innecesarios para tal fin.
  • Existen limpiadores especializados. Aunque una alternativa natural y casera es utilizar bicarbonato de sodio. Se recomienda usar media taza por cada litro de agua y humedecer el paño que se pasará. Después de hacerlo, se deja reposar durante cinco horas, para luego retirar con agua tibia y un paño muy limpio.

Recommended for you

error: Contenido protegido!!!