Opiniones

Ojo de Horus – ¿Cuánto tiempo trasciende para abandonar un mal hábito?

on

  @Mascarita

Desde la concepción del ser humano no solo se empiezan a desarrollar los sistemas y aparatos que hacen funcionar a cualquier persona en este mundo llamado tierra, el aparato o sistemas sanguíneos, auditivos, digestivo y visual, así como todo un conglomerado de accesorios que nos acompañarán en la vida exterior una vez abandonando el vientre materno como lo es el emocional.

Asimilando una factoría que está complementado casi a la perfección, con accesorios, complementos y demás anexos para sobrevivir,  procura desarrollarse plenamente, ya una vez en el exterior y al pasar del tiempo, especialistas en la vida empiezan a observar algunas dificultades de todo lo que nos incluyeron al momento de manufacturarnos, y empiezan las recomendaciones de propios y extraños.

Sigues avanzando en la vida y empiezas a adoptar inquietudes, gustos, tendencias, mañas y adicciones.

A tal grado de que es normal para nosotros y algunos extraños.

¿Pero qué pasa cuando decides ingresar a laborar a un cuerpo de seguridad en México?

Se te aplican exámenes de admisión diferentes y variados, durante un periodo de seis meses estás sujetos a desarrollar, entender y asimilar protocolos de actuación, recomendaciones de profesionistas en la materia, a tal grado que física, emocional e intelectualmente te encuentras absorbiendo y documentándote de información desconocida hasta cierto momento para el interesado.

Uno de tantos temas dentro de la academia de policía es el psicológico, el emocional.

¿Qué tendencias, gustos o prácticas estas arrastrando una vez que entra a dicha formación policial?

¿6 meses de academia serán suficientes para identificar, trabajar y realizar los ajustes necesarios en cualquier aspirante a policía?

Esto siempre y cuando exista el espacio, la formalidad para darle la continuidad entre tratamiento, paciente y especialista.

Pues bien sin ser experto en las materias emocionales pero si el de estar en contacto con personas que llevan o no aceptan este tipo de situaciones, un prospecto a gendarme no cambia esas prácticas de la noche a la mañana, le llevará tiempo y  me atrevo a decir que años, por la simple y sencilla razón que una vez graduado atenderá a la ciudadanía, a un sector de población que aclama, pide, exige ayuda y justicia, en este momento el recién graduado guardián de él orden, empieza a adoptar y asimilar otras experiencias que antes no sentía.

Lo cierto es que la sociedad exige que los agentes policiacos sean honestos, productivos, eficientes, exactos y bondadosos cuando tal agente de policía nace, crece y se desarrolla en una sociedad descompuesta, corrupta, sin valores ni respeto.

A principios de la década de los 2000, a nivel regional un medio informativo impreso realizó un estudio de corrupción policial, dando como resultado que el 80% de la danza de la corrupción la inicia el ciudadano infractor  por quebrantar alguna norma administrativa de la ciudad llámese Bando de Policía y Gobierno  o reglamento de tránsito municipal.

La ley exige un cuerpo de seguridad para velar por la paz y el orden público, vigilar la propiedad privada e instituciones, dándole la ley a un ejército de ciudadanos una embestidura institucional como representantes de la ley para vigilar y proteger a otro ejército de ciudadanos en donde la minoría vive al margen del respeto de derecho.

A los futuros agentes policiacos no se les puede traer de otros países o planetas, sin embargo si se puede y se debe de trabajar en ellos, primero como ciudadanos, después como aspirantes para posteriormente como cadetes y por último como Oficiales de Policía desempeñen con rectitud su trabajo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *