Opiniones

Ojo de Horus – El pueblo tiene hambre

on

@Mascarita

 

El día de hoy en Playas de Rosarito se dio una situación sumamente preocupante, hubo un enfrentamiento verbal entre la Alcaldesa Araceli Brown y comerciantes del mercado sobre ruedas, esas personas que su único sustento para sobrevivir es la venta de sus productos en la vía pública.

La Alcaldesa llegó con la espada desenvainada al mercado sobre ruedas que se instala el día de hoy en Rosarito, verificando que se cumpliera con los requisitos que se deben de estar siguiendo de manera correcta durante esta pandemia, como ejemplo, entre cada puesto debe de haber un metro de distancia o un cuadro de separación para evitar el contacto lo más posible entre compañeros vendedores y evitar que existan las islas en medio de la calle para que no haya aglomeración de gente.

Sin embargo durante la transmisión en vivo que ya es costumbre entre los alcaldes de Baja California, se puede percatar a simple vista que no se está cumpliendo con lo pactado para que los comerciantes regresen a laborar, pareciera que es un día normal sin covid-19, lo cual la Alcaldesa optó por empezar a desalojar a los compradores que se encontraban realizando sus compras en ese momento para desahogar un poco el mercado, y así evitar más aglomeración de gente.

Lo que la Alcaldesa por órdenes del Gobierno Federal les comento, que serían desalojados los compradores por cuestiones sanitarias para así evitar más contagios y para no exponerlos a ellos también, comentó que los líderes no están cumpliendo con los acuerdos de que los puestos no esenciales no pueden laborar hasta nuevo aviso, lo que desató un enfrentamiento verbal, pero lo más curioso es que ya estaban preparados hasta con cartulinas con consignas, como si supieran lo que estaba por ocurrir.

¿Pero de quién es la culpa?… es simple, de los “Líderes de Unión” que al momento de que la Alcaldesa estaba haciendo el recorrido solamente uno estaba presente, sin embargo es por todos conocidos que entre más puestos se instalen más es la ganancia para el líder, coordinador y hasta los guardias y los únicos perjudicados son los comerciantes, como es el caso de hoy.

Durante el enfrentamiento verbal salieron a relucir los que ya es conocido por algunos, si no es que por toda la población en general, los cobros por obtener un lugar en donde vender, si escuchó usted bien, les cobran a los comerciantes hasta 5 mil pesos por tener un puesto fijo para vender sus productos, ahora imagínese realizar ese pago en tiempos de pandemia y no poder recuperarlo por no cumplir con el reglamento sanitario, es comprensible.

Durante el enfrentamiento verbal una conocida guardia que es conocida por todos los del mercado sobre ruedas es la que más incitaba con gritos de “Queremos Trabajar”, pero lo curioso es que ni puesto tiene, solo se dedica a cobrar plaza y acomodar a la gente, lo que obvio sus ingresos se reducen al disminuir los puestos, además que la Alcaldesa dijo identificar a los dos líderes que están detrás de este conflicto, los cuales nombró como “Leonel y Martin”.

Los menos culpables

Los vendedores son los menos culpables en este conflicto y los más afectados, ya que los líderes y manejadores del mercado sobre ruedas solo reciben dinero cada semana, incluso se habla de algunos que durante esta cuarentena se fueron a refugiar a Estados Unidos por un tiempo y de otros que hasta portales de noticias tienen para golpear al gobierno y presionarlo.

El comerciante común durante esta pandemia es el más afectado, sus ventas ya no son las mismas, pero si el cobro de plaza, los muertitos, la recolección de basura entre otros cobros, ya se encuentran desesperados y es comprensible, ya que no existe despensa que alcance ni dinero que dure, algunos han dejado de laborar hasta 90 días, imagínese noventa días sin un ingreso, para cualquier familia es fatal, pero y el apoyo de los líderes que reciben hasta un millón de pesos al mes en cuotas y tienen a su hijos en universidades privadas estudiando.

Sin embargo los comerciantes son utilizados para realizar este tipo de confrontación, los usan como peones y los líderes ni sus luces, ¿por qué será?, es simple es su forma de meter presión, utilizando a madres de familia, madres solteras para tratar de doblegar al gobierno y si existe un enfrentamiento las mujeres recibirán los primeros golpes y quedará como abuso de poder por parte de la autoridad.

El pueblo tiene hambre y es comprensible, hay que pagar agua, luz, teléfono y sobre todo la comida, el apoyo de hasta 5 mil pesos otorgado por el gobierno no es suficiente, para algunos se gastaría en la renta o cuando mucho duraría dos semanas para cubrir las necesidad en cosas más importantes, además de que el ingreso a Estados Unidos está restringido y la mayoría de ellos depende de eso, es preocupante esta situación, sin embargo los líderes le dejan todo al gobierno, cuando ellos tienen años mamando dinero del pueblo.

La única solución es que acaten las órdenes y dejen de a un lado a los Líderes que no sirven de nada, y otra que el Gobernador Jaime Bonilla ponga en cintura a estos vividores que por año han estado viviendo a costa del pueblo, los números revelan que los famosos líderes ya no tienen ningún impacto en tiempos electorales, los comerciantes ya están cansados que les den órdenes de por quién votar y sobre todo de los cobros excesivos que cada semana se realizan.

Hasta ayer se registraron 8 mil 463 contagios y Mil 760 muertos por Covid 19 en Baja California.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *