Opiniones

Héctor Murillo Aguilar – “EL MINIMALISMO PRESIDENCIAL MEXICANO”

on

  Héctor Murillo Aguilar 

  “EL MINIMALISMO PRESIDENCIAL MEXICANO”

 

¿Qué es el Minimalismo? Es una corriente o expresión del arte, surgido en la sexta década del siglo XX, cuya característica principal fue la de utilizar elementos mínimos o básicos. Por extensión, en el lenguaje cotidiano se asocia al minimalismo a todo aquello que ha sido reducido a lo esencial y que no presenta ningún elemento sobrante o accesorio.

Como todo movimiento de expresión artística se extendió hacia la Música, la Pintura, Arquitectura, la filosofía, la Economía y la Política, en éstas últimas se acopló a la perfección con el modelo Neoliberal de la década de los Ochentas del siglo citado, donde prevaleció la ecuación  a menor Estado Mayor Mercado.

No vamos a elaborar un largo discurso al respecto, porque hoy, hasta un niño de pecho sabe lo que eso significa:

Menor Estado = Mas desempleo

Menor Estado = Mas inseguridad

Menor Estado = Mas Corrupción

Menor Estado = Mas Pobreza

Menor Estado = Mas Desigualdad

Menor Estado = Menos Ciencia y Tecnología

Menor Estado = Mas Privatización

Etc, Etc.,                     

Terminar con la ecuación perversa del Estado Minimalista del Neoliberalismo, no significa regresar al estado Omnipresente y asfixiante del Capitalismo de Estado, por extensión significa no regresar al Presidencialismo Autoritario, Patrimonialista y corruptor que llegó a poseer poderes meta constitucionales en México y que también representó un serio peligro para la vida democrática nacional. Terminar con el estado Minimalista significa recobrar el equilibrio entre Estado y Mercado.

Bien visto y analizado los fundamentos del Poder Ejecutivo de cualquier país, no consisten en buscar su auto aniquilación o en  menguar, reducir sus funciones,  objetivos y razón de ser para parecer mejor y ser más aceptado, Consiste en asumir la función principal de ejecutar con eficacia y eficiencia la voluntad popular, por medio de las Instituciones o creando nuevas y adecuadas, para cumplir sus metas y objetivos trazados.

 En conclusión: Un Estado Mínimo o Ausente es como un Jinete sin Cabeza,  que deambula sin rumbo, sin destino y con muchas posibilidades de irse al precipicio.

error: Contenido protegido!!!