Portada

Evitar el consumo de golosinas, vital para la salud: IMSS

on

Provocan sobrepeso, obesidad y otras enfermedades

Tijuana BC (Redacción) 24 de septiembre de 2015.- El consumo de colaciones entre comidas es recomendable para evitar el sobre peso y la obesidad. Por ello se debe enseñar a los niños a consumir frutas y verduras, presentándolas en forma atractiva con el propósito de sustituir a los alimentos carentes de valor alimenticio, como  frituras, pastelitos y refrescos, entre otros.

La licenciada Ivonne Benítez Ortega, nutrióloga del Hospital General Regional (HGR) número 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tijuana, explicó que la jícama, pepino, rábanos picados y la zanahoria rallada, así como agua de frutas, entre otros, son ricos al paladar y contienen importantes nutrimentos.

Indicó que en la etapa preescolar y de primaria, los niños consumen grandes cantidades de golosinas y alimentos que no los nutren y  sólo les provocan sobrepeso y obesidad; mientras que en la secundaria los adolescentes se inclinan por los alimentos grasosos y picantes.

Por lo anterior, la nutrióloga del IMSS invitó a los padres de familia a participar activamente en la prevención de la obesidad de sus hijos, al evitar que los pequeños asistan en ayuno a la escuela, ya que permanecer durante tiempo prolongado sin ingerir alimento descontrola el metabolismo, factor provoca gordura y gastritis, debido a que ácidos gástricos lastiman la mucosa cuando no hay alimentos qué digerir.

Además, dijo Benítez Ortega, el ayuno prolongado provoca ansiedad en los menores, misma que buscan saciar con el consumo de productos cuyo contenido es elevado en azúcares, carbohidratos, aceites, grasa y sal. A esto se le debe sumar el costo económico que representa el consumo cotidiano golosinas, frituras y bebidas industrializadas.

Antes de ir a la escuela, advirtió, los pequeños deben por lo menos, tomar un vaso con leche y alguna fruta. Es importante prepararles un refrigerio o sándwich, puede ser de huevo, queso, requesón, longaniza o jamón, y/o de frijoles, complementado con lechuga, cebolla o cualquier tipo de germinado.

Esta preparación aumenta el valor nutricional y el consumo de fibra, que es muy importante para mejorar la digestión y eliminar los excesos de glucosa y colesterol. También se recomienda que ingieran jugos o agua de frutas naturales, eviten el consumo de bebidas industrializadas que contienen elevadas cifras de azucares y calorías.

Los niños requieren de alimentos nutritivos para obtener la energía que necesitan las neuronas del cerebro. Con sencillas acciones como éstas, los padres están en condiciones de prevenir la obesidad, finalizó la nutrióloga del IMSS en Tijuana.

error: Contenido protegido!!!