price of metformin 500 mg in india buying zyban thailand ordering provigil from canada where to buy levitra in doha

Tecnología

1 de abril, ¿fecha de la resurrección del Bitcoin?

on

Tijuana BC 30 de abril de 2019.-Cuando algunos ya se planteaban abandonar el trading online, los contratos de futuros, las opciones de compra y demás herramientas que nos permiten invertir en criptomonedas, el Bitcoin ha vuelto ha resucitar, mostrando que tiene más vidas que un gato. La fecha de su nueva resurrección ha sido el pasado 1 de abril, día en el que el BTC se disparó casi un 20%, un récord del último año y medio.

Ante el apocalipsis final que muchos ‘expertos’ llevaban augurando para la mayoría de las criptomonedas durante tiempo, lo cierto es que los últimos meses parecían especialmente propicios: la criptomoneda creada por Satoshi Nakamoto se estancaba durante semanas en el límite de los 3.000 dólares, se producían ciertos escándalos en torno a ella y el hype comenzaba a disminuir. Ante tal panorama, muchos se planteaban dos opciones, bien una caída definitiva que desplomase al sector de las criptomonedas, bien una nueva resurrección.

Por supuesto, como siempre ocurre en la historia del Bitcoin, lo que tuvo lugar fue la resurrección, un nuevo resurgimiento en la valoración del producto financiero más atractivo, diferente e incomprensible del mundo.

Así, el optimismo ha regresado en cierto modo a los mercados e inversores de criptomonedas. Sin embargo, todavía cabe preguntarse si éste es un resurgimiento a largo plazo, la entrada en una época de mayor volatilidad o, simplemente, un espejismo. Veamos.

La enésima subida repentina

En realidad, echando un vistazo al histórico de las cotizaciones de Bitcoin se puede ver que los cambios repentinos en su cotización son más habituales que las épocas de estabilidad, sobre todo en los últimos tiempos. Después de rozar el valor de 20.000 dólares por unidad a finales de diciembre de 2017, tardó poco más de un mes en caer hasta los 7.000 dólares. Igualmente, después de subir hasta máximos de aquel momento en diciembre de 2013 —rozando los 1.000 dólares—, le llevó tres meses perder mitad de su valor.

Se puede decir que, en cierto modo, la volatilidad está en el ADN del Bitcoin y las subidas del pasado 1 de abril se ajustan son más propias del BTC que sus meses estacado en torno a los 3.000 dólares. Quizás, incluso se puede decir que ese estado de calma era lo más preocupante para muchos inversores en esta divisa electrónica.

Por ello, nadie se debería ahora asustar si la valoración cae de forma estrepitosa en las siguientes jornadas, incluso por debajo de la mencionada barrera de los 3.000 dólares. Eso, al fin y al cabo, son las criptomonedas: un elemento completamente impredecible, que únicamente depende de la oferta y la demanda.

¿Razones para el optimismo?

Si la subida del primer día de abril es algo que se va a prolongar en el tiempo o si, por el contrario, va a sumir al Bitcoin en una época de continuas subidas y bajadas, solo lo puede decir el tiempo. Por ahora, lo único que muestran estos datos es la obviedad de que el interés por la principal criptomoneda del mundo ha vuelto a resurgir.

Por supuesto, que el interés y la volatilidad del BTC se disparen nuevamente es algo que, por sí mismo, invita a cierto optimismo a los inversores, sobre todo a aquellos que con contratos de opciones o CFDs operen sobre los cambios bruscos en su valoración. Además, esta subida también afectará positivamente a otras criptomonedas como el Ethereum, el Litecoin, el Bitcoin Cash, o el Ripple.

Dependiendo de lo que ocurra a partir de ahora, el significado de este 1 de abril se podrá modificar. Por una parte, si el Bitcoin entra en una época de volatilidad, la mencionada fecha será el día en el que el BTC dejó atrás meses de inusitada estabilidad para volver a su origen. Por otra, si la valoración sigue subiendo hasta límites insospechados, se podrá ver el 1 de abril como un hito histórico, el día que llevó de vuelta a la primera criptomoneda de la historia a récords absolutos, a copar portadas y páginas de diarios económicos.

Sea lo que sea, el tiempo dirá. Por ahora, lo único seguro es que el 1 de abril es la fecha en la que el Bitcoin ha aplazado esa muerte que muchos le llevan augurando tanto tiempo, sobre todo en los últimos meses de calma chicha.

Recommended for you

error: Contenido protegido!!!